Sofo y Lischuk, la pareja interior que pudo ser y nunca fue

Actualmente Los Ángeles Clippers tienen buenos jugadores como Blake Griffin ( una lesión días antes de la temporada 2009/2010 le dejó sin poder jugar ni un minuto entonces) DeAndre Jordan ( que este año ganará 21 millones de dólares) y Josh Smith ( lejos de su mejor versión de principios de siglo en ATL) y antes que ellos, allá por 2004/2005 destacaban nombres como Elton Brand (decidió retirarse tras su última campaña en Hawks) o Chris Kaman ( nunca cumplió las expectativas al 100%).
Pero en los draft de 2003 y 2004 hay dos elección que pudieron haber hecho, siendo elegido en el considerado mejor draft de la última decada en el número 34 a un pívot griego de origen nigeriano muy corpulento llamado Sofoklis Schortsianitis; que por aquél entonces vestía la camiseta del Iraklis griego, y al año siguiente en la nº50 los Grizzlies eligieron al ucraniano Serguei Lischuk, que tras muchas vueltas usando los derechos del jugador para rellenar traspasos ha acabado en la franquicia angelina, una pareja interior que saliendo desde el banquillo podría haber dado muchas alegrías si hubieran llegado a cruzar el charco.
El griego ha tenido mucha suerte en su carrera, ganando títulos nacionales en su país y ganando un par de Euroligas, incluyendo una con el Olympiakos, antes de marcharse a Israel a ganar triplete incluyendo otra copa de la máxima comeptición de clubes de basket europeos en 2014, firmando este año como agente libre por el Estrella de Belgrado Serbio, con la selección cabe destacar la plata mundialista que obtuvo en 2008, tras ganar a USA Team pero perdiendo en la final ante una sublime España.
Por el lado contrario el ucraniano nunca ha obtenido tantos beneficios deportivos, obteniendo objetivos sólo con clubes, consiguiendo como grandes logros una copa ucraniana con el Mariupol antes de dar el salto a Valencia donde consiguió 2 eurocups, teniendo el honor de jugar el all-star de esta competición en el año 2007 antes de poner rumbo a tierras valencianas y que ahora a firmado por el que puede que sea su último equipo, el UCAM Murcia.
Lo más probable es que aunque ambos hubieran cruzado el charco, seguramente nunca hubieran jugado ni tan sólo un segundo juntos en una cancha de la mejor liga del mundo, pero con los angelinos teniendo ahora mismo sus derechos y con lo que en el mundo periodistico le encanta hablar de los »isis» que pudieron suceder y no fue, he escrito este artículo conjuntamente con el de mi compañero, que se llamará los 12 anillos de Jordan, espero que hayan disfrutado de este artículo y que lean el que les acabo de recomendar, saludos y viva el basket.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.