Warriors, para ser una dinastía también hay que aprender a sufrir

Los Golden State Warriors. El equipo que ha maravillado al mundo los últimos tres años, pero especialmente el último. 88 victorias y tan sólo 16 derrotas para el que ( hasta el momento) es el mejor equipo (por récord) sin anillo. Más de 1000 triples anotados, dos jugadores con más de 200 triples anotados (Curry más de 400, ya me centrare en el en otro momento) y la sensación que tras remontar el

1-3 ante Thunders en las finales del Oeste hace unas semanas eran aún más imparables de lo que nos habían hecho presuponer con el mejor registro en temporada regular, estos guerreros de la bahía.
Pero para conseguir el 5º anillo de su historia ( el del año pasado, en el 75 con Rick Barry en San Francisco, en el 56 cuándo el equipo disputaba de local sus partidos en Philadelphia y el primer campeonato de toda la historia , 1946-1947, también en la ciudad del amor fraterno) deberán esperar al menos un año más, porque LeBron una vez más fue LeBron, y los campeones de 2015 recordaron sus errores, algunos públicamente, otros no ( Green y sus tecnicas, en especial la del Game ; Curry desaparecido cuándo más se le necesitaba, Klay fuera de combate también y Festus Ezeli, junto con Harrison Barnes tienen opciones de ser descartados por  Warriors, tras el esperpento de Finales que han hecho en general, … y con medio pie metido en los Lakers).
Parece ser que a Steve Kerr “sólo” se le da bien ( que ya es mucho decir) remontar eliminatorias ( Memphis y Cavs la temporada pasada, junto con los Thunder esta temporada pueden corroborarlo). El año pasado contra Houston si que la aseguró cuándo debía, igual que las dos primeras rondas de la campaña que finalizó esta noche… justamente donde debería haber demostrado esa cordura estratégica que se le lleva presuponiendo desde aquel partido que ganó en la pretemporada de hace 2 años vs. unos Clippers que habían acabado con los sueños de los de Oakland en la primera ronda de Playoffs unos meses antes ( malditos séptimos partidos para estos Warriors…). 
Con el revuelo de la marcha de Walton a Lakers, las declaraciones del propietario ( y junto al GM Bob Meyers, gran artífice de esta obra de arte baloncestística), Joe Lacob afirmando que serán agresivos durante el verano ( veremos que pasa con Varejao , Kevon Looney , James Michael McAdoo , Ian Clark, Brandon Rush, Marresse Speights… y si nos ponemos serios, con Curry o Klay Thompson, con 1 y 2 años de contrato restante respectivamente).
” La vida no siempre nos da lo que queremos, por eso los fuertes sobreviven y triunfan, porque son capaces de soportar todos los duros golpes y obstáculos que se presentan en el camino para lograr todo aquello que anhelamos” . Esta frase ideada por un servidor a bote pronto, define perfectamente lo que son estos Warriors y lo que deben seguir siendo, un equipo que haga soñar despiertos a todos los fans que preferimos un buen partido de basket antes que dormir un poco más.
Por todo esto agradecer a Curry su temporada de MVP, por hacernos creer que los bajitos también pueden triunfar en el mundo de los gigantes Gracias por eso 12 triples contra los Thunder en una gélida madrugada de enero, tus 17 puntos en una prorróga y demostrar que estabas de vuelta, mostrándolo ante los Thunder.
También agradecer  Klay Thompson, el tirador que siempre usa su mecánica digna de aprender, este a 8 metros del aro o a 1, por esos momentos donde tire lo que tire, “sabe que va a entrar y nunca falla” ( como Steph) le avala ese récord en Playoffs con 11 triples en un partido, que siga así por mucho tiempo.
Hay que hablar de Draymond Green. El niño gallito de estos Warriors, nacido en Saginaw (Michigan), un pueblo de menos de 20000 habitantes. llegó a Michigan State (dónde jugo 3 buenos años) y fue elegido en 2013 en el puesto 35 por estos Warriors, nadie esperaba nada de este” tío gordo y descarado”. 3 años después, es un a máquina de triples-dobles, creador de buen juego y alguien que ha comprendido que las rabietas son muy malas, un hecho que le hará crecer ( esta noche ha producido 28 puntos,6/8 en triples, 11 rebotes y 9 asistencias. Casi un triple-doble en un séptimo partido de unas finales…) como persona y como jugador, esa suspensión ( que le debería haber llegado en la serie anterior) será su piedra de toque todo el verano, para ser capaz de calmar su ira y demostrar porque ha sido candidato a poder llevarse el MVP de estas Finales. El es la viva imagen del Small-Ball, no llega a los 2,05 y lucha, intimida y rebotea como un 7 pies más.
Felicitar a Bogut y desearle una pronta recuperación, espero verle en los JJOO defendiendo la elástica “aussie”. Muchos eran los detractores que tenía este tipo que en un tiempo pasado fue nº1 del draft, con los Bucks ( a cambio de Ellis llegó…), pero cuándo se lesionó en el maldito game 5… Se le ha echado de menos en los últimos resquicios de esta temporada, donde él siempre ha demostrado que era algo más que un pivot con pies de cristal. Demostró que el era el pivot de un equipo campeón.
Mención especial ( de nuevo) a las decepciones de estas finales. Harrison Barnes y Festus Ezeli seguramente acaben en un sign-and-trade  con destino a una franquicia mediocre para que Warriors consiga un par de buenas piezas para poder mantenerse en la élite. Sino, se marcharán a LA junto al  bueno de Luke, donde recibirán auténticas millonadas gracias a los contratos televisivos ( más de mil millones recibirá por ello) y el nigeriano Ezeli (se habla de 50 millones por 4 años, hagan cuentas…) y el “Halcón Negro” Barnes (20 millones por año, a lo largo de 5 temporadas… 100 millones par alguien que “aún” no ha demostrado merecer ese sueldo).
No hay que olvidarse del único MVP de las finales que posee este equipo.Andre Iguodala, el tipo adecuado en el lugar. Por algo ser el “Anti-LeBron” el año pasado le valió para llevarse el trofeo Bill Russell.
“El topo de la NBA” (por facilitar información a los Warriors en la serie de primera ronda a los de la Bahía contra los Denver Nuggets, su equipo durante aquella campaña 2012-2013) ha formado parte del conocido quinteto de la muerte, junto a Curry, Klay, Green y el venido a menos Barones. Un jugador al que le llegaron a decir en su momento que dejara de lanzar triples, para acabar entre los 25 mejores triplistas aquella campaña. A Iggy no se le puede reprochar nada, ni por palmarés ni por ganas, un jugador que lo da todo este como este.

Hablar de Livingston (sus reconstrucciones de pierna son todo un ejemplo de superación) y de Barbosa ( varias lesiones han dejado en sus primeros años de carrera durante muchos meses al escolta brasileño) es hablar de la garra desde el banquillo de estos Warriors, un arma que Kerr olvidó en los momentos claves de los últimos tres partidos (perdidos) de estas finales.

Mencionar a Mo Speights, James Michael McAdoo, Ian Clark, Varejao, Brandon Rush, el cuerpo técnico de Kerr, Jason Thompson (cortado a mitad temporada) y a los aficionados por aportar en lo que han podido.

Esto es todo de momento para unos Warriors que van a tener mucho que reflexionar y cambiar algunas cosillas este verano.

Mientras tanto yo seguiré escribiendo artículos así para el que los quiera leer.
En twitter la cuenta se llama @buzzbeated y si tenéis alguna duda podéis hablar conmigo al correo atthebuzzercb@gmail.com. Un placer y hasta la próxima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .