Kobe Bryant, con la mentalidad de Mamba siempre en el recuerdo



Mamba Out. Así se despedía una LEYENDA en su “casa”, de su trabajo y con su estilo, de la que había sido su vida durante los últimos 20 años. Pero un final siempre es un nuevo inicio, o al menos eso dejó caer Kobe Bryant, que ahora se dedicará a su familía y a dirigir sus empresas Kobe Inc ( dedicada al deporte) y Kobe-Stibel ( dedicada a la tecnología), además ha disfrutando de unas plácidas y merecidas vacaciones, con su tour, que le ha llevado a visitar varios países del mundo.

Pero para llegar hasta su ceremonia de despedida, su partido final ( del que yo, como otros muchos locos a este “lado del charco” fuimos testigos a altas horas de la noche) han tenido que pasar 2 décadas de baloncesto vestido de púrpura y oro, más de la mitad de sus (por ahora) 37 primaveras. Tras esta introducción empecemos a deleitarnos con la carrera de uno de los más grandes de este juego.

Hijo de Joe ” Jelly Bean” Bryant, ex-jugador NBA ( de entre algunos equipos de los que jugó uno fue Los Ángeles Clippers, eterno rival de los Lakers) vivió varios años en Italia  cuándo su padre jugaba en la Lega Basket A Italiana con el Fortitudo Bologna ( donde en una ocasión anotó 63 puntos, que sigue siendo top 5 de las mejores actuaciones individuales en la historia de la competición), antes de regresar a USA, donde el joven Kobe ( nombre que le pusieron debido a la predilección de sus progenitores la carne de buey de la región japonesa con dicho nombre) empezó a deslumbrar en un pequeño High School llamado Lower Merion; en Philadelphia, situada en el estado de Pensilvania.

El jugador, que por aquél entonces llevaba el 33 por dorsal, ya asombraba al mundo con su increíble habilidad para machacar y ( aunque años más tarde alguno no lo crea) su visión de juego, pero sobre todo una grandísima capacidad para anotar. Tras recibir ofertas de universidades como Duke, Arizona, Kentucky o Kansas; una vez acabado su etapa de instituto, decidió dar el salto a la NBA.



 El draft del 96′ se prometía interesante para el jugador que hizo entrenamientos privados entre otros con los Celtics, pero cuándo le llegó la oportunidad en los Lakers de probarse en un 1*1 vs Michael Cooper, aún jugador de la plantilla púrpura y oro en ese momento ( también participó en los exitosos años del Showtime y también contra Larry Drew, actualmente entrenador de reputada experiencia en la liga)
tras esto el veterano jugador comentó al staff técnico del equipo angelino que tenía más potencial que cualquiera de los integrantes de aquella plantilla.
Tras esto los Lakers se pusieron manos a la obra para encontrar un socio que les pudiera facilitar la elección de la futura super-estrella, y encontraron a los por aquél entonces Charlotte Hornets ( actuales Pelicans pese a que los Hornets hayan “vuelto a escena”, pero eso es otra historia que ya escribiré) que poseían el nº13 del draft, cuyo precio ( traspasar a Vlade Divac) fue alto en su momento pero todo riesgo tiene su recompensa. Los californianos mantuvieron en secreto al jugador que iban a elegir hasta justo antes de decirle al entonces comisionado de la liga David Stern el nombre del agraciado.

Otros equipos ( Timberwolves,Nets, Sixers, Celtics) estuvieron pensando seriamente draftearle. Pero los primeros no querían draftear a otro jovencito salido del instituto tras haber drafteado a un tal Kevin Garnett el año anterior, los segundos porque Kobe se iba a negar a jugar con ellos y los últimos porque prefirieron elegir como nº1 del draft a Allen Iverson ( Algo que Bryant jamás ha podido entender, ya que al ser su familia oriunda de la ciudad deberían haberle elegido a él y por ello siempre ha competido al límite contra el equipo de su ciudad natal).

Tras ser traspasado pero sin tener el beneplácito de la liga, el Kobe Bryant de 17 años recibió la llamdad del entrenador de los Hornets de la época, en la cuál le dejó claro que iba a ser traspasado a Lakers porque ni había hueco para él ni tenían pensado hacerlo…

Tras la confirmación oficial, la presentación como Laker y todo el trabajo requerido para presentar en sociedad al flamante novato, llegó julio del 1996 y con él un traspaso que iba a mover los cimientos de la liga, cuyos efectos duraron casi una década. Shaquille O’Neal, estrella ya consolidada de la liga llegaba procedente de los Orlando Magic, dónde ya había disputado en una ocasión la final de la NBA, y llegó dejando un mensaje claro: ” Yo no he venido aquí para ser la niñera de nadie”, en referencia a una pregunta sobre que le parecía Kobe. Ese fue el principio de una gran relación amor-odio que duró 8 años no se sabe ni cómo ni porque, lo único que es seguro es que centrados dominaron la competición a su antojo.

 En la  primera temporada de su “carrera de fondo”, el 8 de los Lakers deslumbró al mundo con sus mates y su estilo característico que hicieron que la gente empezara a tomarle enserio, además su asociación con Shaq empezó a funcionar poco a poco.
 Un  joven Kobe de tan sólo 18 años promedió 7,6 puntos, 1,9 rebotes, 1,3 asistencias y 15,5 minutos en 71 partidos, 6 de ellos como titular. Además participó en el fin de semana de las Estrellas disputado en Cleveland en dos eventos distintos, primeramente el viernes con el clásico partido entre rookies y novatos dónde anotó 31 puntos. Al día siguiente participó en un de los grandes concursos que se organizan en esta fiesta del baloncesto que es el All-Star, el concurso de mates dónde se proclamó campeón del concurso al recibir 49 de los 50 puntos posibles. 
Aquél año Los Lakers lograron 56 victorias en temporada regular, pero encontraron su tope en Semifinales de Conferencia contra los Jazz de Stockton y Malone por 4-1, además para el recuerdo siempre quedarán aquellos 4 airballs, uno en el último cuarto y 3 en la prór (sobre los cuáles comentaría Shaquille O’Neal que fue el único que tuvo el valor en el momento de tomar tiros como ese) lanzados la Mamba en la primera opción que tuvo de alcanzar las Finales de Conferencia y se esfumó la oportunidad de medirse en unas finales contra su gran ídolo: Michael Jordan, al cuál se enfrentó por primera vez en diciembre de 1996, dónde sólo anotó 5 puntos además de un tapón y un rebote. Días antes, el 5 de noviembre, en el Madison Square Garden, La Meca del Baloncesto, inauguró su casillero de puntos NBA gracias a dos tiros libres (coincidencia con sus dos últimos puntos).

En su segunda campaña empezamos a ver una nueva versión de Kobe Bryant, más parecida a lo que fue el resto de su carrera, Promedió 15,4 puntos en 79 partidos, uno de ellos como titular, por lo que estuvo entre los aspirantes para ganar el premio al Mejor Sexto Hombre del Año. Además fue incluido por primera vez como participante en el partido de las estrellas, siendo con 19 años el más joven de siempre en participar en el evento ( en 1998 en New York, en el campo dónde había logrado sus 2 primeros puntos como jugador Laker) donde hizo una gran actuación. Esta vez si que tuvo una gran actuación en Chicago contra los Bulls de Jordan, anotando 33 puntos en el United Center de la “Ciudad del Viento” contra su gran ídolo, pero también gran rival. Esa temporada fue la que empezó a consolidar a Kobe Bryant como uno de los grandes jugadores de la liga.


En el tercer episodio de Kobe en la asociación ( nombre que recibe la liga por su nombre oficial

 “National Basketball Association“)  en la que se consolidó como un jugador de futuro y de presente ganando confianza en pista, compromiso con los Lakers, renovó por 6 años y 71 Millones (alrededor de 11,83 Millones de dólares brutos cada año), fue nombrado por primera vez como titular para el partido de las estrellas,además empezaron a compararlo con los 2 MJ’s (Michael Jordan y Earvin ” Magic” Johnson). Pero de nada sirvió porque como colectivo los angelinos volvieron a caer en Semifinales de Conferencia, esta vez “barridos” (4-0 en una serie de 7 partidos) por el colectivo que acabaría siendo campeón, San Antonio Spurs.


El cuarto  fue el primero del resto de su carrera. 
Los Lakers empezaron a ser dirigidos por Phil “Master Zen” Jackson, que venía de ganar 6 anillos con… si Michael Jordan, el modelo de Kobe. En dicha temporada lograron 67 victoria y se coronaron como campeones en la temporada en la que el “8” de los Lakers empezó con 6 semanas de retraso, debido a una lesión en pretemporada contra los Washington Wizards ( por ello aparece en algunos vídeos con una protección en la mano derecha), tras ello empezó a jugar 38 minutos por partidos y sus números se dispararon, gracias a ello fue incluido en el 2o mejor quinteto de la temporada, a parte de una memorable remontada en el 7º partido de la final de conferencia vs Portland Trail Blazers ( donde jugaban entre otros Rasheed Wallace, Damon Stoudemire, Steve Kerr… y Scottie Pippen) llegando a ir 17 abajo al principio del último cuarto donde engrosó la mayor parte de sus brutales estadísticas ( 25 puntos, 11 rebotes, 7 asistencias y 4 tapones) completando además un pase en alley-oop que culminaría O’Neal en un buen mate, una imagen que acabaría siendo uno icono de aquel primer anillo, en unas finales en las que Kobe se lesionó en movimiento sucio de Jalen Rose en el 2º, pero volvió más fuerte, aniquilando a los Pacers con 22 puntos en la segunda parte del 4º y anotando la canasta “at the buzzer”que les dió la victoria en la prórroga por 120-118 en un partido donde Shaq acabó expulsado y tras la victoria en 6 partidos, Kobe empezó su leyenda con su primer anillo, los Lakers eran campeones 12 años después.



Quinta temporada fue el “back-to-back”, 
donde Kobe promedió 28,5 puntos ( 6 puntos más que el año anterior)  y se afianzó como puntal de los “púrpura y oro”  en una año en el que la franquicia obtuvo “sólo” 56 victorias en temporada regular… pero 15-1 de récord de camino al anillo ( marca que aún hoy, 16 años después, sigue activa) con el único bache en el 1º partido de las finales, dónde los puntos de Kobe no pudieron hacer frente a un sublime Iverson, que anotó 40 y dió un digno espectáculo en el Staples, ese base de 1’81 que le “quitó” el nº1 del draft del 1996, aquella noche, donde la  franquicia más cercana a donde el creció, Los 76ers, pasaron de él… para que Bryant pudiera cumplir su sueño de formar parte de la franquicia californiana.



Sexta campaña y  consecución del último de sus 3 anillos del “Three-peat”,
 de su primera gran época, de su coalición con esa fuerza de la naturaleza llamada Shaquille O’Neal, al que no soportaba por no tomarse enserio los entrenamientos y del cuál llegó a recibir una amenaza de muerte. Pero antes de eso, fue elegido por 3era vez como titular para el All-Star, ganando el 1º de los 4 MVP’S del partido que tuvo en su carrera, anotando 31 puntos en el First Union Center, en Philadelphia… en el año en el que Jordan volvió a jugar ( partido en el que MJ dijo a un joven Kobe “no te van a pitar esa falta, yo tengo 6 anillos y tu sólo 2”, irónicamente hablando), en suma de un partido de suspensión por pegarle un puñetazo a Reggie Miller. En Playoffs tuvieron un bonito ( y amañado a su favor) duelo contra los Sacramento Kings de Vlade Divac
( tras haber barrido a Portland y tras arrollar por 4-1 a San Antonio, dónde con 2 tiros ganadores en el último cuarto de varios partidos se ganó el derecho a ser nombrado jugador fiable en los momentos más calientes), llegando a un 7º partido en finales de conferencia sin tener factor cancha a favor donde los de LA se llevaron la victoria para arrollar en la Final a unos endebles New Jersey Nets con Jason Kidd y Kenyon Martin como jugadores franquicia, en una serie en la cuál nuestro protagonista promedió 26,8 puntos con un 51,4% de acierto en tiros de campo, 5,8 rebotes y 5,3 asistencias para convertirse en el jugador más joven en conseguir 3 anillos de forma consecutiva, con tan sólo 23 años, el futuro era muy prometedor para una estrella consolidada de la liga, que aquél mismo año fue incluido en el mejor quinteto de la liga y en el mejor quinteto defensivo, todo un logro para el entonces 2a espada de la franquicia.

Séptima de la carrera, Kobe consigue el 7 de enero ante los Seattle Supersonics el récord de triples anotados en un sólo partido de temporada regular (compartido con Donnie Marshall y Don Stephen Curry, pero aún en su poder también), además de anotar 40 0 más puntos en 9 partidos consecutivos para promediar 30 puntos al final de la temporada,  fue incluido en el mejor quinteto de la liga y en el mejor quinteto defensivo de nuevo, fue 3º en la votación para el MVP, los Lakers ganaron 50 partidos,  pero se toparon en semifinales contra los a la postre campeones, otra vez los Spurs, que los eliminaron en 6 partidos. A parte de esto, Kobe volvió a ser MVP del All-Star, en Washington, en la retirada en sociedad de su maestro, de su ídolo, de Michael Jordan. Ahora Kobe quería ser el dueño y señor de la liga, ya no había escusas.



Octavo año, llegan Karl Malone y Gary Payton en busca de su ansiado anillo y consiguen ganar 61 partidos, hasta ahí todo bien, arrasando en Playoffs y plantandose en la final. 
La problemática estuvo en que Kobe fue acusado de acosar sexualmente a una camarera en Denver en uno de los viajes del equipo y solía llegar a los partidos tarde debido a que normalmente los juicios se celebraban pocas horas antes del inicio de los partidos de los angelinos o incluso llegó a perderse muchos, a parte Malone se partió la rodilla a mitad temporada y al desaparecer ese pegamento que era el histórico jugador ex de de los Jazz, las rencillas entre Kobe y Shaq se volvieron imparables pese a que Kobe tuviera una actuación estelar contra Portland en Finales de Conferencia, incluyendo un triple a falta de 1,1 para ganar el título de división, tan importante a la hora del factor cancha, pero de nada les sirvió en la final contra unos Pistons que los arrollaron y dejaron a Kobe en 22,6 puntos y 4,4 asistencias, nada mal, salvo si obviamos que el porcentaje de tiro fue del 35,1%, muy lejano al de los tiradores del equipo de la “MoTown” . Tras esto, Phil Jackson y los Lakers decidieron darse un tiempo y Kobe puso contra las cuerdas a la franquicia , al ser agente libre y tener libertad para firmar por cualquier equipo, diciendo directamente a los propietarios que o Shaq se iba  o lo haría él. O’Neal se iba inmediatamente a Miami a cambio de Caron Butler, Lamar Odom, Brian Grant y rondas de draft. El maestro Rudy Tojmanovich cogía las riendas del equipo y Mr. Bryant rechazaba a los Clippers para firmar por otros 7 años y 136 Millones de dólares con la franquicia que le dió la oportunidad de su vida.

Noveno año de Bryant, 2004-2005,
 tal vez una de las temporadas más difíciles de su carrera dentro y fuera de las pistas, en especial por el libro de su ex coach “The Last Season:  A Team in Search of Its Soul” ( La traducción sería: ” La Última Temporada, un equipo en la búsqueda de su alma). El libro hablaba de la situación del equipo aquella extraña temporada, donde en varias ocasiones se refería como un jugador imposible . A mitad de año Tomjanovich se fue alegando dolencias físicas y dejó en el cargo a su hombre de confianza, Frank Hamblen, el cuál no lo hizo muy bien. Bryant quedó segundo máximo anotador de la temporada con  27.6 points ayudado por un par de ” becarios”, y los  Lakers acabaron con un balance de 34–48, quedándose fuera de la postemporada por primera vez en una década. Además tuvo malos rollos con hasta su entonces íntimo amigo y mentor, Karl Malone en un intento de este por seducir a la mujer de Kobe, que terminó con la amistad, además de un pique provocado por Ray Allen, utilizando la situación de Kobe para recibir un mejor oferta de los Sonics ( quería demostrar que no era 66 millones peor que él, ya que a Ray le ofrecían 66 millones y a nuestro personaje, repito, 136 millones), a aparte de conflictos con Phil Jackson y Shaq.

Décimo año, el del retorno de Jackson al banquillo angelino a pesar de sus diferencias en el pasado con Bryant. 
Además, el escolta resolvió sus conflictos con su excompañero O’Neal y con el que en el All-Star de aquél año en Phoneix se divirtió mucho. La franquicia hizo una sublime campaña y se clasificaron para  playoffs tras ganar 45 partidos en temporada regular,(tras haber estado un año fuera y sin tito Phil) once más que en la anterior. Los 35,4 puntos de media le valieron al señor Kobe  a ser el máximo anotador en una temporada por primera vez. El recital de Bryant comenzó el 20 de diciembre de 2005, cuando anotó 62 puntos en tres cuartos en la victoria ante Dallas Mavericks. En el último cuarto, la ventaja era tal que Bryant llevaba más puntos que los propios Mavs (62-61), y fue el único jugador en realizar tal hazaña desde que entró a la liga el reloj de posesión de 24 segundos. El 16 de enero de 2006, cuando los Lakers se encontraron con Miami Heat, Bryant y O’Neal se estrecharon las manos y se abrazaron, lo que dio por finalizadas las disputas que existían entre ambos desde que el pívot salió de Los Ángeles
Además destacó el hecho de que en el 22 de enero de 2006,  ante Toronto Raptors en el Staples Center, Bryant logró el récord individual de anotación de la franquicia, (que tenía Elgin Baylor en su poder con 71 puntos), al conseguir 81 en la victoria de los Lakers por 122-104 ( de los cuáles anotó 27  en la primera parte ; así, se colocó en la segunda posición en mejor anotación en un sólo partido de toda la historia, solo por detrás de los 100 de Wilt Chamberlain en 1962, hecho que en parte provocó que “La Mamba Negra” promediara 43,4 puntos aquel mes de enero, además “se apoderó de varios récords de franquicia, como el de más partidos por encima de los 40 puntos con 27 y más puntos anotados, 2832, entre otros. El ” floor general” de la franquicia  concluyó en el cuarto puesto en la votación para el MVP ( que ganó Nash) y de consolación queda su nombramiento como MVP del mes de Enero, por sus monstruosas actuación en dicho mes.
En playoffs, los Lakers se enfrentaron en primera ronda con Phoenix Suns ( del mago Nash), a quienes llegaron a tener contra las cuerdas con 3-1 en la eliminatoria ( a quién no le suena esta historia), con varias actuaciones claves de Kobe como el tiro ganador en el cuarto partido. A pesar de estar a un paso de la clasificación, los angelinos desaprovecharon la ventaja y se vieron batidos por los Suns, quienes remontaron la serie y apearon a unos decepcionados Lakers.
En el verano Bryant anunció que cambiaba su dorsal del 8 al 24, su primer número en el instituto, para la siguiente temporada. Al finalizarla, declaró a la TNT que en su primera temporada ya quería ese dorsal, pero no estaba disponible, al igual que el 33 ( al estar retirado en honor a Kareem Abdul-Jabbar), su segundo número en su etapa como highscooler. Bryant lució el 143 en el Adidas ABCD Camp
 ( conocido actualmente como Adicamp, que actualmente se disputa en la ciudad italiana de Treviso), por lo que eligió el 8 como suma de los tres números. También usó el 8 en su época como jugador en categorías inferiores  en honor a Mike D’Antoni, uno de sus primeros ídolos cuándo estuvo viviendo en el país transalpino.

Durante su undécima campaña, Bryant fue seleccionado para disputar su noveno All-Star Game, jugado en Las Vegas, donde ganó además su segundo MVP del Partido tras anotar 31 puntos, capturar 5 rebotes, repartir 6 asistencias y robar 6 balones.
A lo largo de la campaña, Bryant fue protagonista de varios incidentes en la pista,dónde tras resolver su relación con Phil Jackson y unos cuántos líos sobre su posible traspaso, el año donde hizo 10 partidos de 50 o más puntos, de los cuáles fueron 4 seguidos, incluyendo los 65 que le metió a Portland para empezar la racha y claudicar otra, la de 7 derrotas seguidas que llevaban a medidos de marzo, tras haber sido sancionado hasta 3 veces sancionado por codazos en la cara de algunos rivales ( los que le propinó a Ginobili y a Marko Jarić le reportaron un partido de suspensión cada uno, pero el de Korver quedó en flagrante tipo 1, habiéndose sucedido estos hechos de forma consecutiva, es decir, Kobe encadenó 2 partidos de suspensión y estuvo a punto de ser sancionado por 3º vez consecutiva en su regreso tras la 2a sanción).
El 16 de marzo, Bryant anotó 65 puntos en casa ante Portland, la segunda mejor anotación en su carrera, que ayudó a dar por finalizada la racha de siete partidos consecutivos perdidos. El siguiente partido consiguió 50 puntos con Minnesota Timberwolves como rival, y el siguiente otros 60 ante Memphis Grizzlies, lo que lo convirtió en el segundo jugador de los Lakers capaz de anotar 50 puntos o más en tres partidos consecutivos (el otro fue Elgin Baylor en diciembre de 1962).El 23 de marzo, en el partido que les enfrentaba a New Orleans Hornets, Bryant anotó 50 puntos y resultó ser el segundo jugador en la historia de la liga que consigue anotar 50 puntos o más en cuatro encuentros seguidos detrás de Wilt Chamberlain, quien consiguió hacerlo en siete partidos consecutivos en dos ocasiones. Bryant finalizó la temporada con diez partidos con 50 o más puntos en su cuenta particular (único jugador en lograrlo junto con Chamberlain), lo que le valió su segundo título de máximo anotador de la liga.
Durante el curso, la camiseta de Bryant fue de las más vendidas tanto en Estados Unidos como en China. En playoffs, los Lakers fueron de nuevo eliminados en la primera ronda por los Phoenix Suns, esta vez por 4-1.


Duodécimo y decisivo año para Kobe, tras uno de los veranos más ajetreados de su carrera, en el que Bryant dijo a ESPN que quería abandonar la franquicia angelina si Jerry West no regresaba a su cargo con total autoridad, arrancó la para los Lakers con una plantilla con no demasiadas aspiraciones. El 23 de diciembre de 2007, Kobe se convertía en el jugador más joven de la historia (hasta ese momento) en alcanzar los 20 000 puntos, en un partido ante New York Knicks en el Madison Square Garden ( ese estadio en el que tanto ha dado al basket y a su propia carrera) . A pesar de una lesión en su dedo meñique, disputó los 82 partidos de la temporada regular, y decidió finalmente no pasar por el quirófano para solucionar el problema. El público eligió a Kobe para jugar su décimo All Star, aunque apenas disputó un par de minutos debido a su lesión. Antes de cortar un jugador que tal vez les suene, un tal Pau Gasol, que llegó por expreso deseo de Kobe porque se dió cuenta de que necesitaba un hombre interior en condiciones para poder volver a ganar el campeonato, tal y como hizo con Shaq. 


Llegaron el momento de la verdad y su apuesta fue premiada, Pau ayudó a Kobe a desarrollar un gran basket, por lo que consiguieron arrollar a los Nuggets en 1a ronda por 4-0, y tras ellos llegaron dos de sus viejos rivales a los que arrasó para borrar malos recuerdos,  Utah Jazz ( por 4-2, a los cuáles les hizo un 21 de 23 en tiros libres en el primer partido) y San Antonio Spurs (4-1), antes de llegar a la gran final, 4 años después y contra el eterno rival, Los Boston Celtics, ambos con el mejor balance de sus respectivas conferencias, fue una batalla a muerte donde el “Big 4” ( Garnett, Pierce, Allen y el director de orquesta, un Rajon Rondo en su segundo año en la liga) paró en determinados momentos a un Kobe Bryant que cuando no jugó por su cuenta y se asoció con Odom, Fisher, Bynum, pero sobretodos Pau Gasol dominaron la serie, pero los verdes sedientos de títulos inhabilitaron todas las hazañas del jugador franquicia de los californianos, que perdieron 4-2, donde promedió 25,7 puntos y 5 asistencias, pero para el recuerdo del jugador siempre quedará esa vista desde el banquillo, en el game 6, yendo por 35 puntos abajo a mitad del 3er cuarto, sabiendo que no había, al menos en ese momento, tiempo de solucionar los errores del pasado.


Decimotercera campaña, la del regreso a la fama, la del Kobe triunfador siendo la cara visible de la franquicia. comenzó de forma fulgurante para los Lakers, ya que lograron victorias en sus siete primeros partidos e igualaron el mejor arranque de la historia del equipo, con 17 victorias en sus 19 primeros encuentros. Kobe fue seleccionado para disputar su undécimo All-Star consecutivo como titular,además de ser elegido jugador del mes de la Conferencia Oeste en diciembre y enero, y jugador de la semana en tres ocasiones. Acabó la temporada regular con unos promedios de 26,8 puntos, 5,2 rebotes y 4,9 asistencias por partido, con su equipo líder de la conferencia con 65 victorias y 17 derrotas.

Ya en los playoffs, los Lakers se enfrentaron a los Utah Jazz, a los que vencieron con relativa comodidad por 4-1. Posteriormente se enfrentaron a los Houston Rockets, con los que necesitaron siete partidos para superarlos. En las finales de conferencia se enfrentaron a los Denver Nuggets que se pensó presentarían mayor dificultad para los Lakers, pero estos lograron dominar la serie 4-2, con un imparable Bryant enfocado en conseguir su cuarto título. En las finales Kobe y los Lakers se enfrentaron a los Orlando Magic, que venían de derrotar contra pronóstico a los Cleveland Cavaliers. En estas finales Kobe mostró un gran nivel de juego tanto ofensiva como defensivamente y cometió solo algunos errores en el tercer partido de la serie, que fue el único que perdió su equipo. Los Lakers lograron imponerse con un contundente 4-1, y así Kobe conseguiría su cuarto título de la NBA, además de su primer MVP de las Finales,y le daría además el décimo título a su entrenador Phil Jackson. En las finales promedió 32,4 puntos, 5,6 rebotes, 7,4 asistencias, 1,4 tapones y 1,4 robos de balón. Se convirtió en el primer jugador desde Jerry West en las Finales de 1969 en promediar al menos 32,4 puntos / 7,4 asistencias y el primero desde Michael Jordan en promediar al menos 30 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias en la consecución de un anillo de campeón.

Decimocuarta campaña, back-to-back con sabor a vendetta, el plato favorito de la Mamba Negra.  Durante la temporada 2009-10, Bryant logró seis canastas ganadoras, incluida una sobre la bocina, un triple sobre una sola pierna ante Miami Heat el 4 de diciembre de 2009, considerada por el propio jugador como una de las más afortunadas que había logrado a lo largo de su carrera y una de las más espectaculares protagonizadas por el jugador. Una semana más tarde sufrió una fractura en el dedo índice de su mano derecha, en un partido ante Minnesota Timberwolves, pero continuó jugando.
El 21 de enero de 2010, Kobe se convirtió en el jugador más joven en lograr 25 000 puntos, al conseguirlo con 31 años y 151 días, récord que pertenecía hasta entonces a Wilt Chamberlain, y el 1 de febrero superó, con más de 25 208 puntos, al legendario Jerry West como máximo anotador de la franquicia angelina.
El 2 de abril firmó una extensión de su contrato por tres temporadas y 87 millones de dólares. Se perdió los últimos cinco partidos de la temporada regular debido a sendas lesiones en la rodilla y en un dedo. El equipo finalmente consiguió 57 victorias y 27 derrotas, y lideró la Conferencia Oeste por tercer año consecutivo.
Los Lakers se encontraron como primer rival en los playoffs a Oklahoma City Thunder, a los cuales vencieron por 4-2.En segunda ronda se enfrentaron a los Utah Jazz, a los que ganaron 4-0,y alcanzaron la final de conferencia, en la que derrotaron a Phoenix Suns por 4-2. En el segundo partido de la serie, Bryant repartió 13 asistencias, su mejor marca personal en un partido de playoffs, y el primer jugador de los Lakers en lograrlo desde que Magic Johnson lo hiciera en 1996.
Los Lakers jugaron las Finales ante Boston Celtics, a los que derrotaron 4-3. En el decisivo partido final, Bryant consiguió 23 puntos y 15 rebotes y logró así su quinto campeonato y su segundo trofeo de mejor jugador de las Finales.Kobe promedió a lo largo de los siete encuentros 28,6 puntos por partido, 8,0 rebotes, 3,9 asistencias y 2,1 robos. Fue la primera ocasión en la que los Lakers conseguían derrotar a los Celtics en un séptimo encuentro de unas Finales. Acabó con 937 puntos su periplo en las finales NBA siendo el décimo en la lista.
Decimoquinta campaña, la del declive del triángulo… y de la era Phil, el inicio de la década ominosa laker
La temporada 2010-11 comenzó para los Lakers igual que la anterior, con 8 victorias consecutivas. En el noveno encuentro, ante los Denver Nuggets, Kobe se convirtió en el jugador más joven en alcanzar los 26 000 puntos en la historia de la NBA, y logró además su primer triple-doble desde enero de 2009. Un par de meses más tarde, en enero, repetiría el récord de precocidad pero con la cifra 27 000 puntos.  El 1 de febrero se unió a Michael Jordan, Oscar Robertson, Jerry West, John Havlicek,Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone como uno de los siete jugadores en lograr al menos 25 000 puntos, 5000 rebotes y 5000 asistencias, siendo el menos longevo en lograr (también) este hito.
Días después fue seleccionado para disputar su decimotercer All-Star Game consecutivo, en el que logró 37 puntos, 14 rebotes y 3 robos de balón, y consiguió obtener su cuarto trofeo de mejor jugador del partido, con lo que igualó la marca del miembro del Basketball Hall of Fame Bob Pettit. A lo largo de la temporada, pasó de estar el 12º al 6º en la lista de máximos anotadores de la historia de la NBA, logrando adelantar a John Havlicek, Dominique Wilkins, Oscar Robertson,Hakeem Olajuwon, Elvin Hayes y Moses Malone. Esto se debió a la ” poca” diferencia de puntos que había de diferencia entre estas leyendas en la mencionada clasificación, pero sobretodo al gran talento anotador de Kobe.
En el 2011, los Lakers consiguieron 57 victorias frente a 25 derrotas. Esta vez los ganadores del campeonato de la Conferencia Oeste fueron los San Antonio Spurs. En los playoffs cayeron estrepitosamente en segunda ronda ante Dallas Mavericks, a la postre campeones, tras superar en la ronda previa a New Orleans Hornets. Bryant entró al finalizar la temporada regular en el mejor quinteto de la liga, en el mejor quinteto defensivo, además de ser elegido jugador del mes en marzo. Durante esta temporada Kobe Bryant tuvo una media de 33,9 minutos en pista, menos de lo habitual en las últimas temporadas para llegar más descansado de cara a la recta final de la temporada. Además promedió 25,3 puntos por partido 5,1 rebotes y 4,7 asistencias.
Decimosexta campaña, Mike Brown se pone al frente de la nave de Kobe, en modo Vino

Mike Brown sustituyó a Phil Jackson al frente del banquillo de unos Lakers que comenzaron menos contundentes que otros años tras el cambio de entrenador, rumores de traspasos de Andrew Bynum o Pau Gasol y la salida de Lamar Odom. Además, Bryant inició la temporada con una lesión en su muñeca.  El 10 de enero de 2012 anotó 48 puntos ante Phoenix Suns, la mejor marca de la historia para un jugador en su decimosexta temporada en la NBA. «No está mal para ser el séptimo mejor jugador de la liga» afirmó Bryant en referencia al ranking elaborado por ESPN antes del inicio de la campaña.En los tres partidos siguientes logró 40, 42 y 42 puntos respectivamente, la sexta vez en su carrera que anotaba 40 o más puntos en cuatro partidos consecutivos, una marca únicamente superada por Wilt Chamberlain, que lo logró en 19 ocasiones.El 6 de febrero de 2012 Kobe superó a Shaquille O’Neal como el quinto máximo anotador en la historia de la NBA tras registrar 28 puntos contra los Philadelphia 76ers en su ciudad natal. Apenas un mes más tarde —el 9 de marzo—, batió también el récord de precocidad en superar la barrera de los 29 000 puntos frente a los Minnesota Timberwolves. Consiguió además sobrepasar a Michael Jordan como máximo anotador en partidos All-Star, otro record de precocidad .
En esta temporada los Lakers obtuvieron el tercer mejor balance de su conferencia y cayeron en semifinales de playoffs contra los Oklahoma City Thunder con unos resultados de 4-1 en la serie.  Bryant estuvo a punto de conseguir el premio al máximo anotador de la temporada regular gracias a un promedio de 27,9 puntos por partido, pero finalmente Kevin Durant le arrebató la distinción
Decimoséptima campaña, llegan las lesiones, Nash, Howard, El “villano” D’Antoni y el declive
Para los Lakers la temporada empezó con tres derrotas seguidas pese a las incorporaciones de Dwight Howard ( el aprendiz que más tarde se volvió enemigo)  y Steve Nash ( uno de sus grandes rivales). El 2 de noviembre de 2012, Bryant se convirtió en el máximo recuperador de la historia de su equipo, el cual había mantenido Magic Johnson con un registro de 1724 robos. El 5 de diciembre de 2012, se convirtió en el quinto jugador y el más joven en lograr anotar 30 000 puntos en su carrera, donde superó con 34 años y 104 días a Wilt Chamberlain, que lo hizo con 35 años .  El 12 de abril faltando 2 partidos de la temporada regular, contra los aún no tan poderosos Golden State Warriors,  sufrió la peor lesión de su carrera como consecuencia de la cantidad de minutos que su entrenador D’Antoni le daba por partido, en una acción (aparentemente) fortuita con Harrison Barnes, su tendón de Aquiles se rompió parcialmente pero pese a ello salió a pista casi sin poder moverse, lanzó los dos tiros libres que le quedaban pendientes y se fue a vestuarios andando por su propio pie, acompañado por Robert Sacre, tuvo que pasar por quirófano y se perdió el resto de la temporada, desde ese 12 de abril comenzó una recuperación de 9 meses para volver a jugar la siguiente campaña.  No obstante los Lakers consiguieron clasificarse para PlayOffs en el último partido y en la séptima posición después de la victoria ante los Rockets, tras ello Kobe regaló un portátil Lenovo ( una de las marcas que le patrocina). Para el recuerdo siempre quedarán su mate en Brooklyn por encima de Gerald Wallace y Kris Humprhies, además del “bautizo” a Chris Paul en el último derbi angelino antes de la lesión de Kobe. 
Decimoctava y decimonovena campaña, las lesiones terminan con Vino, para dejar paso a Oldbe
En la temporada 2013/2014 la temporada se le hizo muy muy corta a Kobe, ya que regreso en noviembre en la derrota de su equipo ante una de sus “víctimas” favoritas, los Toronto Raptors, con una gran actuación donde rondó los 20 puntos, que de poco sirvieron. Tras ellos tuvo grandes actuación contra Clippers o Phoneix Suns entre ellos, antes de lesionarse de nuevo del tendón de Aquiles en cancha de los Memphis Grizzlies, mientras era defendido por ( reconocido por la propia estrella) el tipo que mejor le marcó durante su extensa carrera, el siempre aguerrido Tony Allen, con el que se vió las caras incluso en un par de finales NBA, y que le hizo perderse el All-Star, por primera vez en el último lustro. Además firmó un contratazo porn 2 años, a cambio de 48,5 Millones de dólares, su último contrato.

La estrella de Los Angeles Lakers regresó a un gran nivel de su grave lesión, aunque huérfano en un equipo sin más jugadores de gran nivel ( Nash decidió retirarse y Howard se había ido un año antes a los Rockets, con el que tuvo un pique) aunque dirigido por un técnico en horas bajas , Byron Scott y ya sin un Pau Gasol, aliado al que le tiró un par de duras declaraciones públicas en su última campaña totalmente sano, pero por el que siempre tuvo un gran aprecio, que se fue a Chicago aquél verano. Pese a la pésima racha del equipo, al finalizar el primer mes de competición, ya se situaba como líder de anotación de la temporada 2014/2015. El 30 de noviembre de 2014, Bryant se convierte en el primer jugador, desde la creación de la NBA, en superar los 30.000 puntos y las 6.000 asistencias, en ese mismo partido, se convertía en el jugador de más edad en conseguir un triple-doble con al menos 30 puntos. Todo iba bien, más o menos, en el equipo de Kobe hasta que a principios de octubre, días antes del All-Star de Nueva York ( casualidad) se lesionó de gravedad del hombro ante los New Orleans Pelicans y otro año más otro una ending-season injury le privaba de participar en el partido de las estrellas.
Pero antes de eso Kobe logró algunos hitos importantes:
-El 14 de diciembre de 2014, Kobe, gracias a un tiro libre durante el segundo cuarto en un partido frente a Minnesota Timberwolves, se coloca como el tercer máximo anotador en la historia de la NBA superando a Michael Jordan. El Target Center de Minneapolis acabó coreando su nombre pese a la derrota del equipo local.
-El 15 de enero de 2015 en un partido frente a los Cleveland Cavaliers, registró un récord personal con 17 asistencias superando su antigua marca de 16, pese a todas las veces que le han llamado chupón en su carrera tiene su récord de asistencias en un partido en cerca de una veintena, más que muchas otras estrellas más “generosas”.

Vigésima campaña, a su manera se despidió, como una LEYENDA
La temporada empezaba tras 2 años consecutivos lesionándose, dónde esperaba recuperar al menos un poco de su nivel, pero falló más que nunca desde el principio ( teniendo en cuenta que ya era el jugador que más tiros ha fallado de la historia), descanso muchos partidos ( incluida la victoria de su equipo vs Warriors), quería llegar sano a final de temporada. Tras dos años de ausencia, llegó al partido de las estrellas, dónde la recibida que tuvo fue espectacular, además de sus piques con Pau ( su amigo) y LeBron (el sucesor en el trono), en el que fue su último All-Star, la 18º elección. A parte de esto, el jugador logró  durante esta campaña alcanzar la segunda posición en la tabla de máximos asistentes de la franquicia angelina, en consecuencia fue el maestro de futuras estrellas Laker, como D’Angelo Russell, Larry Nance Jr o Jordan Clarkson.


El 13 de abril de 2016 se retiró oficialmente  ante Utah Jazz en el Staples Center, en el último partido de la temporada regular, en el que consiguió 60 puntos ( Shaquille O’Neal le dijo que metiera 50 y el dijo que no creía que fuera a hacerlo) con un 22 de 50 en tiros de campo , 23 de ellos en el último cuarto ( que hicieron posible la victoria de unos Lakers que iban perdiendo al descanso por una diferencia algo abultada), logrando la anotación más alta de un jugador de la liga en esa temporada, en un partido que fue un espectáculo por el show que dió el propio Kobe dentro y fuera de la pista, además del gran hype que se le dió al evento desde la franquicia, sin escatimar en detalles para la última fiesta del jugador en el parqué del Staples .
Además hay que destacar su participación con el USA Team:
 El camino de Kobe en el USA Team  comenzó en 2007, tras rechazar en varias ocasiones (JJOO  2000 y 2004, además de los Mundiales de 2002 y 2006, por motivos personales o por lesiones) . Ese año ganó la medalla de oro en el Torneo de las Américas de Las Vegas 2007, tras derrotar en la final a la selección argentina por 118-81 y clausurar el torneo con 10-0 de balance. Bryant fue titular en los diez encuentros de Estados Unidos, terminando 3º en el equipo en tiros libres anotados e intentados , 4º en tiros de campo y triples anotados, además de 15º en el torneo en anotación, 14º en asistencias y 8º en robos de balón. Anotó en dobles dígitos en ocho de los partidos durante el torneo.
El 23 de junio de 2008 se anunció que Bryant participará en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, la primera vez que el jugador participaba en unos Juegos Olímpicos, un hecho bastante curioso, debido a que hacía 12 años que había entrado en la NBA y por lo tanto, elegible para jugar.  Estados Unidos estuvo en el Grupo B del torneo junto a España, Alemania, la anfitriona China, Grecia y Angola. Los americanos se clasificaron a los cuartos de final como primeros de grupo sin ceder un solo partido. En la fase final, destrozaron por a la selección Australiana por 116-85  en cuartos, al combinado de Argentina por 101-81 en semifinales y ya en la final derrotaron a España. 
El resultado estuvo igualado durante todo el partido pero siempre con ventajas de los estadounidenses, quienes finalmente se hicieron con la medalla de oro al ganar 118-107,en un partido que se recuerda como uno de los mejores de la historia, y con Kobe como campeón olímpico por 1a vez, tras el batacazo en Atenas del equipo nacional y siendo el gran impulsor de su equipo en la final, haciendo la mayoría de sus 20 puntos en el 3er cuarto, para alejar al USA Team en el marcador . Bryant promedió 15 puntos, 2,8 rebotes, 2,1 asistencias y un 46,2% en tiros de campo en los ocho partidos.Tras ello, jugó en los juegos de Londres, donde fue uno de los jugadores más destacados del equipo norteamericano promediando 12,1 puntos en el el viaje hacía el 8-0 de los americanos contra Francia, Túnez, Nigeria, Lituania y Argentina en la fase de grupos; posteriormente Australia en los cuartos de final ( dónde logró su mejor partido en anotación del torneo con 20 puntos), otra vez Argentina en Semifinales y la final contra una Selección Española que les pusó las cosas muy difíciles, pero el combinado americano se impus al final por 7 puntos, considerandose este partido como el mejor de siempre en la disciplina de baloncesto y tras esto Kobe se retiró de la selección, con 2 oros olímpicos.
 Se llegó a hablar ( incluso al propio Kobe le gustaba la idea) de participar en los juegos de Río, pero al decidir retirarse desechó esa opción, una lástima.

Analizando un poco a Kobe en lo meramente deportivo:
Bryant ha sido generalmente escolta con capacidades para jugar perfectamente tanto de alero como de base. Está considerado como uno de los jugadores más completos de la NBA, y ocupa el puesto número 7 en el ranking de ESPN en la NBA.  Ha sido elegido en el mejor quinteto en 11 temporadas y cuenta con 14 apariciones en el All-Star Game. Las comparaciones han sido el pan de cada día del jugador durante toda su carrera y pese a que Kobe haya
 sabido calcar algunos movimientos del ex de Bulls y Wizards, en mi opinión tiene un estilo y carácter difíciles 
de encontrar sucesor ( aunque según la propia leyenda, Westbrook sea lo más parecido a él ahora mismo)
Prolífico anotador, constituyó una pieza clave junto a Shaquille O’Neal en los tres campeonatos ganados por los Lakers a principios de la década del 2000 y en el último campeonato conquistado en 2010. A lo largo de su carrera promedia 25,4 puntos, 4,7 asistencias, 5,3 rebotes y 1,5 robos de balón por partido (estadísticas a final de la temporada 2011-12. Es conocido por crearse sus propios tiros, además de no desentonar en los lanzamientos a larga distancia
Bryant también ha sido señalado como uno de los jugadores con mejor habilidad y destreza en los momentos finales de los partidos una muestra de eso es que es el lider de lanzamientos para ganar o empatar partidos de todos los tiempos. En una encuesta anual de la NBA entre los general managers, Bryant terminó seleccionado en 2012 por décima temporada consecutiva como el jugador al que le darían el último tiro en un partido. Tanto Sporting News como TNT han nombrado a Bryant como el mejor jugador de la NBA de la década de los años 2000-2010.
En lo personal:
En noviembre de 1999, Bryant, de 21 años, conoció a Vanessa Laine, de 17, mientras ella trabajaba de bailarina en el videoclip de la canción «G’d Up» del grupo de rap Tha Eastsidaz. Bryant estaba trabajando en su primer álbum musical, que nunca llegó a ver la luz, pero sis su primera canción “K.O.B.E.”.
Ambos comenzaron a salir juntos y en seis meses ya estaban prometidos, en mayo de 2000, cuando Laine estaba en su último año de instituto en el Marina High School en Huntington Beach, California. Para evitar a los medios, terminó sus estudios de manera independiente. Según el primo de Vanessa, Laila Laine, no hubo ningún acuerdo prenupcial. Se casaron el 18 de abril de 2001 en Dana Point, California. Ni los padres del jugador, ni sus hermanas, ni su agente Arn Tellem y ni sus compañeros de equipo asistieron a la boda.  Sus padres se opusieron al matrimonio por varias razones; se dice que estaban en contra de que se casara tan joven y con una chica no afroamericana. Esto hizo que Bryant no tuviera ningún contacto con ellos en más de dos años.
Su primera hija, llamada Natalia Diamante Bryant, nació el 19 de enero de 2003. El nacimiento de Natalia ayudó a que el jugador se reconciliara con sus padres. Vanessa sufrió un aborto debido a un embarazo ectópico en la primavera de 2005. A finales de año, Bryant anunció que la pareja estaba esperando su segundo hijo. Fue otra hija, Gianna Maria-Onore Bryant, que nació el 1 de mayo de 2006. De modo anecdótico, Gianna nació seis minutos antes que Me’arah Sanaa, hija de Shaquille O’Neal, nacida en Florida. El 16 de diciembre de 2011, Vanessa Laine presentó una demanda de divorcio esgrimiendo «diferencias irreconciliables». Sin embargo en el 2013 anunciaron en sus medios sociales respectivos que cancelarían el proceso de divorcio permaneciendo juntos hasta la fecha y a la espera de la 3a hija de la pareja. 

Además de esto, Kobe firmó lucrativos con marcas como Adidas primero y con Nike después ( los cuáles le firmaron 

por40 Millones por 5 años tras su acusación), Coca-cola, Upper Deck o Turkish Airlines, además de ser reconocido

seguidor de los equipo de fútbol FC Barcelona y AC Milán. Apareció en las portadas de videojuegos como NBA Live 

2007 y 2009, NBA Courtside, NBA 2k10 y 2k17 ( en las dos ediciones especiales dedicadas a él), además de en los 

anuncios de promoción de otros videojuegos como Guitar Hero o Call of Dutty, a aparte de los anuncios de sus propias 

marcas patrocinadoras. Kobe también tiene relación en la música debido de que quiso componer de joven, ha sido 

mencionado en canciones de raperos como  Lil Wayne y Sho Baraka, a parte de colaborar en algunas canciones.


Cabe destacar también que Kobe en su causa filantrópica, ha donado dinero en organizaciones para estudiantes, a parte

de tener una fundación en China para potenciar el desarrollo del país y donó 1 Millón de euros a una asociación de 

marines retirados.

Acusación de agresión sexual

Como ya he mencionado anteriormente tuvo un problema con la ley durante la temporada 2003/2004, aquí os dejó un pequeño resumen sacado de una web.
 En 2003, el sheriff de Eagle (Colorado) detuvo a Bryant por ser acusado de un delito de agresión sexual contra Katelyn Faber, una empleada del hotel en el que se encontraba hospedado mientras se recuperaba de una operación en su rodilla. Tras depositar una fianza de 25 000 dólares, fue puesto en libertad provisional.
La investigación concluyó cuando Bryant accedió a pedir perdón a la supuesta víctima por el incidente, a quien incluyó públicamente su mea culpa y aseguró que él realmente creía que el encuentro entre ambos fue consensual.  La fiscalía decidió retirar los cargos contra él el 1 de septiembre de 2004, tras catorce meses de procedimiento judicial y de escandalosos titulares periodísticos. A pesar de la resolución, McDonald’s, Nutella y Ferrero SpA cancelaron sus contratos con el deportista debido a lo anterior.
En resumen desde mi punto de vista Kobe Bryant ha sido odiado y amado, respetado y menospreciado, un egolatra generoso al que le han dado palos y bendiciones por todos lados.Resultado de imagen de kobe bryant Kobe ha sido un caos perfecto desde que llegó a la liga, un tipo que ha vivido la gloria soñada como jugador de basket y como persona,  pero también cayó en la desesperación absoluta en ambos aspectos.  Desde amigos que le traicionaron a enemigos que se le aliaron en busca del título. Kobe Bryant siempre será recordado como un icono de los Lakers y de la NBA, siempre en el recuerdo como uno de los más grandes de siempre, siempre como un reflejo de Jordan, pero siendo siempre un reflejo para el resto del mundo. Mucha gente creció queriendo ser como él y otros que lo odiaron como aficionados rivales lo adoraron el día de su retirada, incluidos los seguidores celtics, los cuáles le tuvieron siempre mucho odio por reconducir la dinastía laker, su gran enemigo, pese a que si nos fijamos bien, sus grandes rivales ( como he resaltado un poco más arriba) fueron los Spurs y los Jazz, curiosamente a estos últimos les endosó 60 puntos en su último enfrentamiento, el último baile de la Mamba.
Hay que agradecer a Mr. Kobe Bryant que nos haya regalado sus últimos 20 años en las pistas de NBA, un tipo que fue capaz de meter un triple con la izquierda cuándo llevaba el pelo afro,  un tipo que rompió muchos estereotipos de la liga. Pero sobre todo, alguien que puso un antes y un después en la liga,  un tipo al que se le llamó sucesor de Jordan ( un nombre al que estará eternamente ligado como su copia, un hecho, que le ha llegado a perjudicar su imagen durante su carrera; una situación que al jugador nunca le ha importado), y en mi opinión cumplió con creces, un tipo al que eternamente se le amará y se le odiará, pero eternamente habrá dejado su legado en la NBA. Por todo, gracias y hasta siempre, el baloncesto echará de menos tus movimientos, tu magia, tus momentos de rabia contenida y tus celebraciones, en fin, el juego no será lo mismo sin ti Kobe.

Otros fotogramas de la carrera de Kobe:

En su último partido contra su amigo Pau
En su último partido contra su sucesor LeBron
Kobe siempre fue un tipo feliz
Luciendo sus títulos individuales y personales
Bromenado con Shaq en su último partido
Foto de su último All-Star
Fotograma de un mate de la temporada 2014/2015
Ídolo y Aprendiz aplicado, el señor del aire y el maestro de la anotación
Un gran duelo que no tuvo una final para corroborarlo
En su primer y único mate de su última temporada
En una rencilla contra Howard en su primer reencuentro
Mentalidad de Mamba siempre presente

Comparación de Kobe con cada uno de sus dorsales
Kobe en el 2k17 
Pau y Kobe en las finales
Shaq y Kobe, juntos eran imparables, pero también insoportables

Vídeos a destacar:

https://youtu.be/itIvUYr5UZI                                       

    



https://youtu.be/YK4E3nMR-KU                      
Esto ha sido todo, cualquier duda o comentario al twitter @buzzbeated o al gmail atthebuzzercb@gmail.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .