El noviembre negro de Valencia Basket, hitos del club y más actualidad en la Capital del Turia

                                Foto: Rafa Pacheco/@rafa__pacheco y @weisemagazine
Noviembre, (fue, es y será) el mes 11 del año, donde una de las fechas marcadas en Estados Unidos ( y como desde hace unos pocos años en el resto del mundo) es el conocido como Black Friday (Viernes negro. Nombre que recibe, según algunas teorías, porque la tiendas pasaban de números rojos a números negros, en positivo y no, no hablaré de dinero como en un artículo anterior) un evento donde los comercios ganan dinero y los bolsillos de la mayoría se dejan alrededor de 133 euros en nuestro país.
Y hablando de otra invención americana, como es el baloncesto, y poniendo nuestra mirada especialmente en este mes donde los motores de los grandes bólidos nacionales han echado (generalmente) un humo muy negro.


Pero aquí nos vamos a centrar en el bólido naranja con capas en ocasiones grises y azul oscuro ( ni blanco, ni verde, ni aurinegro, ni rojigualdo, ni azulgrana, ni el que se e-mpieza a nombrar de forma digital y por la fórmula ‘5+11’, ni el otro naranja que va por 20, ni en el que lleva el miudiño bien alto en la radio) que avanza tercero en la carrera por revalidar su cetro nacional y 12º (empatando, con 3-7, a los posicionados en la 13º,14º,15º y 16º-el Unicaja- plaza, además de ser inmetiado perseguidor del Baskonia-11º- y del Barcelona-10º- que están con un balance de 4-6 ) en la carrera soñada tanto tiempo en tierras valencianas, la Euroliga.
Valencia Basket suma un record de 2-7 desde el 5 de noviembre (cuándo venció al entonces colista, el San Pablo Burgos, por 87-78) al pasado día 30 de noviembre (65-72 contra el Olympiakos del Pireo, que era y sigue siendo co-líder, jugando a un nivel escandaloso de esta competición aún sin Vassilis Spanoulis, líder natural del equipo, quién se negó a prestar declaraciones para este medio al finalizar el encuentro). El encuentro contra MoraBanc Andorra no computa dentro de este análisis.

Briefing inicial:
Victorias: Burgos en casa para estrenar La Fonteta en dicho mes y la de Bilbao en la siguiente jornada de competición nacional (ganando con el estilo de noviembre, haciendo la goma y dando la sensación de sufrimiento, sobretodo en Bilbao, con un final de infarto en Miribilla, pero cumpliendo)

Derrotas ‘Esperables’: El primer partido del mes, contra el Fenerbaçe en el recién estrenado Fenerbaçe Arena, en la zona asiática de la cosmopolita ciudad de Estambul (Ínstanbul, si lo prefiere así el lector), en un partido donde volvió a jugar San Emeterio tras lesionarse en la Supercopa y anotó 15 puntos. Erick Green estuvo bien frenado y a pesar del gran rendimiento de Tibor Pleiss además de momentos puntuales del partido donde el conjunto valenciano estuvo cerca en el marcador pero no logró materializar sus oportunidades y donde ofreció un buen juego, nada más se puede añadir/reprochar/alabar.

La del CSKA en el Megasport de Moscú (largo trayecto, gran rival y la sensación de que el frió congeló la mecánica de más de uno en los momentos donde se podría haber mostrado el verdadero potencial de este equipo -Nota a aparte; a Valencia Basket no se le sumaron dos puntos, cortesía de Dornekamp, a lo que le siguío un tiempo muerto de Dimitris Itoudis; quién no suele pitar tiempos muertos a lo tonto, tras la canasta que debería haber puesto el 43-40 en el marcador y se mantuvo en 43-38, lo cuál fue punto de inflexión en contra del equipo español, todos tenemos errores y es asumible que pase de vez en cuándo; pero había que decirlo. El momento es al final del 2º cuarto, justo antes del descanso, si queréis revisarlo mandaré el vídeo. Y por favor, sí alguien conoce personalmente a Jordi Bertomeu háganle llegar este mensaje, gracias-).
También la derrota ya mencionada contra el Olympiakos, donde Kostas Papanikolau fue el ejecutor del conjunto griego junto con Nikola Milutinov y sus mates, Brian Roberts y su gran dirección de juego o Hollis Thompson, a parte de Ioannis Papapetrou quién hizo mucho daño ( y no solo con la antideportiva que le hizo a Joan Sastre, que le deja hasta 2018 sin poder jugar y por la cuál, en palabras de Txus Vidorretano siente la mano“) a una zona baja de efectivos con sus eléctricos mates además del acierto en el tiro y la armonía defensiva que suele caracterizar a este equipo. Erick Green estuvo bien a nivel individual pero

El ‘Doble o Nada’ de Barcelona: Y se hizo la nada en el casillero de victoria. Tras 2 partidos en 3 días en la Ciudad Condal con un (maquillado al final) 89-71 en el primer duelo, correspondiente al partido de Euroliga y por un más ajustado 79-74 en Liga Endesa donde faltó acierto ( de nuevo) en los momentos puntuales, en un partido que merecieron ganar ( y en esta segunda entrega así debió ser por el nivel colectivo mostrado) Valencia se fue con las manos vacías de una mini-gira, donde podría haber tenido un gran punto de inflexión .
Dos derrotas para reflexionar: Se me ocurren muchas formas de expresarlo ( incomprensibles, raras, lamentables, cuestionables, innecesarias, lastrantes, peligrosas, salvables…) pero prefiero argumentarlo.

La primera en casa ante un Armani Milán y que en palabras del propio técnico del conjunto italiano  a un servidor en la rueda de prensa posterior asegurando que “no era importante” ir últimos antes de llegar a Valencia, además, las palabras de Arturas Gudaitis en zona mixta resaltó haber obtenido “una victoria importante en una cancha tan ruidosa como esta”, primer argumento: Milán peleó y se lo creyó porque le dejaron hacerlo.
Con 16 de ventaja llegó a estar el conjunto local, pero un Curtis Jerrells ( recién llegado en aquel momento al cuadro milanés) acbó con 30 puntos tras la prórroga en su regreso a Euroliga… habiendo iniciado el último con tan solo 7 puntos ( varios triples donde parecía recordar la posición geográfica de la isla de Jaimaca, defensas alrededor pero lo suficientemente lejos como para sentirse solo y anotar con todo la tranquilidad del mundo -ante cualquier duda con el símil, mirese el enlace-) Segundo argumento: Dejar solo a un tirador conocido ( jugaba en el Hapoel al que se enfrentó Valencia hasta en cuatro -si, cuatro- ocasiones el año pasado… con Pianigani en el banquillo israelí).
Y el partido del Bamberg más de lo mismo: El  1º argumento es que Milán venía de remontarte la jornada anterior y 2º Ricky Hickman hizo su mejor puntuación de la temporada. Ahí algo falla.

Los malos resultados del equipo hacen que entre los aficionados empiece a sonar el ‘run,run’ acerca de un posible despido del entrenador (todo rumorología y comentarios, por supuesto) pero si esto va a peor, la #CalderaTaronja no se callará sobre lo que opina (como nunca ha hecho) y tal vez ese “rudio” (nótense las comillas) pueda llegar a la zona VIP de La Fonteta, donde la opinión de la gente siempre es bien valorada. Pero repito, solo conversaciones de calle o de bar, nada más.
La rumorología local también habla de la mala preparación física, de que Erick Green no esta siendo el líder que se esperaba (no confundir con no anotar, aunque se ha hecho sobre el muy buen scouting por parte de los conjuntos punteros en Europa; sobre todo en Moscú, Istambul y Barcelona) y aquí también hay que apuntar otro hecho que poco se comenta: Valencia Basket no ha podido contar al completo con toda la plantilla al completo en NINGÚN partido de la presente campaña. Y ahí metemos el bisturí.

Análisis y parte médico:
Lesionados al menos en una ocasión en esta temporada: Rafa Martínez, Bojan Dubljevic, Latavious Williams ( sigue sin debutar. El dato rumorológico aquí es que se le podría cortar y traer a Jarred Jones del Pinar Karsiyaka), Fernando San Emeterio ( Se lesionó en la Supercopa tras jugar en la selección y regresó contra el Fenerbaçe), Diot (recién operado, 3-4 meses de baja, lleva sin jugar desde la competición de Gran Canaria y por el que se hizo un esfuerzo en vez de por Sikma).

Lesionados 2 o más veces: Alberto Abalde, Joan Sastre (problemas musculares y la última fue contra Olympiakos, ya mencionada más arriba).

Con molestias durante algún punto y no se han perdido partidos: Guillem Vives, Sam Van Rossom, Erick Green,Tibor Pleiss y Aaron Dornekamp.

Casos Especiales: Romain Sato (con el que se cuenta si por algún casual pudiera volver) y Damjan Rudez (llegado a principios de noviembre),Pedro Llompart (firmado en pretemporada para cubrir bajas, acabó su contrato a principios de mes tras haber finalizado el pazo extra de un mes, ahora en Iberostar Tenerife), Andrés Rico (Llamado a compaginar el filial y la plantilla principal, se ha vuelto a lesionar tras estar un año lesionado antes de llegar a tierras valencianas); Tryggvi Hlinanson, Josep Puerto y Lluis Ferrando (Han jugado/ han sido convocados con el primer equipo además de jugar en el filial).

Un total de 13 jugadores (incluyendo el caso de Sato a los lesionados además del de Andres Rico) que han jugado con molestias o que se han perdido más de un partido (o ambas cosas, como San Emeterio), un hecho que también habría que tener en cuenta.

Vidorreta, en la entrevista que le hicieron en Colgados del Aro afirmó que el equipo ” estaría preparado” para los momentos calientes de la temporada ( durante la entrevista también habla de que Green tiene que “todo lo que esta haciendo en el incio de los partidos, también lo tiene que hacer en el final”, elemento clave) y Superdeporte (diario valenciano) recalcaba que el propio técnico vasco tenía confianza en este mes: “Ahora tenemos un viaje a Tel-Aviv y Madrid ( 2 veces), pero luego no volvemos a salir de Valencia hasta final de mes. Este es nuestro momento” afirmaba así su intención de que la cosa irá mejor.

El coach taronja confía en que este mes, donde juegan hasta 7 partidos en casa ( con la victoria de Andorra incluida) sea positivo. Aunque los precedentes no sean buenos (también 7 es el número de derrotas obtenidas en noviembre) este diciembre será un punto de inflexión para la marcha del conjunto, para bien… o para mal; depende de los resultados…

Hitos del club: Guillem Vives alcanza los 200 partidos y Dubljevic los 289 (podría llegar a los 300 contra Unicaja en enero). Y se cumplían el día 29 de noviembre 25 años del debut de una institución como Victor Luengo con la casaca naranja.

El equipo de Liga femenina 2  sigue intentando su sueño de alcanzar Liga Femenina 1, con un record al finalizar noviembre de 6-3 ( 7-3 tras ganar el derbi contra el Claret)

La Minicopa Endes en Valencia, del 8 al 9 de diciembre. (Y ahí estuve)
El filial avanza 7-1 en competición EBA, la derrota recibida por 81-70 fue en casa del 5º clasificado, el Benidorm; tras haber ganado al 1º clasificado, UCAM Murcia (68-63) y al 2º clasificado, Gandía ( 80-64).
Con esto acaba el resumen de noviembre, espero que les haya gustado. Un placer y hasta la vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .