New Orleans, el lugar donde el jazz suena con acordes baloncestíscos de los ‘Pelicanos Rojos’

Imagen sacada de RASA Sport



Lunes día 23 de abril, fue el día del libro en España y tiempo de Playoffs de NBA o NHL en el país de los 50 estados.

Dicho esto, centrémonos en la eliminatorias con balón naranja. Un esférico que suena a un ritmo desenfrenado, aleatorio y divertido en una ciudad donde su estilo de música característico encaja perfectamente con este tipo de juego, donde una nota jamás es mala si el siguiente acorde concuerda a la perfección con anterior, premiando la reacción correcta ante cualquier situación en vez de frustrarse o penalizar un error que en otros estilos musicales podría significar un desastre.

Y en este caso no nos podemos referir a otro equipo que no sean los New Orleans Pelicans, único equipo que ha barrido en primera ronda de Playoffs de la NBA; con las curiosidades de no tener factor cancha a favor, de que uno de sus puntales no haya jugado ni un minuto en esta decisiva fase y que además se diga que su jugador estrella no es ‘MVP’ de la competición por dirigir esta bandada.

Como mención especial en este día dedicado a la literatura en el país de Cervantes o Lorca, traemos uno de los capítulos más impactantes de esta postemporada en la mejor baloncesto del mundo. Y este se corresponde con el gran redimiento de los New Orleans Pelicans, que vestidos de azul marino primero y de rojo más tarde en su feudo -el Smothie King’s Center, por temas de publicidad- , hayan logrado una de las historias más rítmicas en estos Playoffs, con un bonito trasfondo.

El equipo que dirige Alvin Gentry desde los banquillos; pero que comanda Anthony Davis en la pista, con un nivel de juego espectacular, al nivel de los mejores de la competición y que en estas fechas finales esta demostrando que apostar por su hogar deportivo en vez de volar hacia otros nidos con más suerte o más brillos, siendo el único equipo invicto tras la primera ronda y el primero en clasificarse para una segunda ronda donde tampoco parecen favoritos.

Pero visto lo visto, nadie debería fiarse de cualquier nota que tocase la auténtica ciudad del Jazz (y no la que actualmente lleva el nombre debido a un traslado a finales de los 80), la que recuperó el ritmo baloncestístico en 2002, heredando a los mágicos Hornets de los 90, que tuvo un doloroso movimiento a OKC debido al Katrina (piedra de toque del traslado de otro equipo de leyenda a la ciudad del trueno), donde siguieron jugando a un ritmo frenético pero sin saber como cerrar las temporadas en alto además de una etapa de notas ‘mal tocadas’, una tras otra, que no mostraban el brillo que realmente tenían.

Sin olvidar el pasado reciente, recordando esas notas que (a su manera) tocaba Chris Paul y ahora ‘La Ceja’ para liderar a la franquicia de la Crescent Bay a luchar por ser una amenaza fiable o ,al menos, creíble para las super potencias del salvaje oeste; estos Pelicans han logrado realizado su primer gran concierto ante este espectáculo que es la postemporada en su segundo intento, ya que tras perder hace dos años ante los campeones (los Warriors), han apeado a los de la Rip City de la misma manera pero tocando lejos del ambiente festivo y de herencia francesa en los dos primeros duelos, rematando ante una marea roja, volcada con un equipo que les esta haciendo disfrutar.

Y es que la banda de los ‘Pelicanos Rojos’ esta sacando a relucir una sinfonía perfecta al resurgir de la ‘horrible’ nota del tendón de aquiles de  de esta orquesta, DeMarcus Cousins, que demostró que su ritmo boggie no funcionaba con Sacramento porque eran una banda en el peor de los sentidos a nivel deportivo y porque los reyes en redimirse tocaban un ritmo de música que le hizo estar en la lucha por el premio de mejor jugador del año, pero esta trágica nota no tiene que quedarse descolgada si el siguiente sonido emitido tanto a nivel personal como profesional, sin esas’ trabas fónicas’ en forma de ‘fallos técnicos’ que son ruido para la música que es capaz de tocar tanto si le da por tomar la iniciativa o ser un componente más, dependiendo de la ocasión

Pero en este momento, la banda también esta dirigida por un tipo al que le gusta irse por las ramas, tanto como para confundir a su oponente como para meterse en cualquier pelea tonta. Esta definición corresponde a un Rajon Rondo que esta devuelta para el deleite de los aficionados de la NBA en general y de los aficionados a Pelicans en particular, con un swing (la sensación de controlar el tempo del juego) al alcance de pocos jugadores en este deporte

Tras una horrible lesión y una triste salida de los Celtics, no dar prácticamente pie con bola en Dallas, empezar a carburar en Kings o hacer una gran fase final con Bulls antes de lesionarse; ‘RR’ esta devuelta para salir en los Highlights y dar alas a un proyecto que quiere sobrevolar la más que probable niebla de la bahía de Oakland con posibilidades de seguir con la ‘migración’ de un proyecto que quiere sueña con enjoyarse algún día, tal y como hizo el propio Rolls Royce hace una década.

Esta banda tendría como ‘corneta de guerra’ al redimido Jrue Holiday. Tocó en Philadelphia a un gran nivel, pero el ‘proceso’ del equipo para intentar actuar en el escenario final iba encaminado en apostar por ‘campanazos’ en el top 3 del draft. La vida le tocó notas tristes en forma de lesiones y de problemas personales, pero al igual que su compañero de backcourt, las notas empiezan a salir cuando se pone ‘en pie de guerra’ para meter un ritmo diferente que le ha permitido funcionar en ataque a un ritmo espectacular y también en defensa, contestado el ‘freestyle‘ que supone siempre el estilo del rapero D.A.M.E ‘Dolla’ con la ‘O’ de Oregón y Oakland a la espalda… Pero que se quedó en un desconocido Damián Lillard con una losa a modo de dorsal, ya que simbolizaba el número de victorias durante la serie que debía consagrarle en la élite de la liga.

Seguimos con el bajo eléctrica, criado en el hogar del gusle (Montenegro, a pesar de que) y forjado deportivamente en el hogar de la guitarra clásica (España) que tuvo que pasar por el taller para reparar primero problemas internos (apendicitis en el mejor momento de la pasada temporada) o martillazos fortuitos (tema Boby Portis). Con esto quedado todo dicho para saber que la llegada de Nikola Mirotic a Louisina fue esa nota descollante durante la temporada que le sirvió para volver a tocar al ritmo de sus mejores días en la Ciudad del Viento y sobretodo en el Real Madrid.

Un tipo que provoca que el ruido ‘chof’ sea más frecuente tras sus tiros cuando lleva la barba rasurada, ha sacado pecho tocando parte de las notas que le correspondían a Cousins y con el que compartirá vestuario el año que viene si la música sigue sonado del mismo modo.

También esta la tuba tocada a última hora por Solomon Hill, que volvió de su lesión a mitad de temporada y aporta un ritmo diferente, como si de un vibráfono se tratase; junto él esta ese clásico piano que es Emeka Okafor. El veterano sale cuando menos lo esperaban para aportar un poco de veteranía tras parecer que su carrera en la NBA había terminado.

Ian Clark es el estrambótico trombón, secundario de lujo haya donde esta. Dos anillos de la NBA contemplan su palmarés que se llevó de la Bahía ese ritmo de triple ‘electrónico’ con golpes muy marcados al estilo del EDM actual transformándolo en esa vibración del instrumento mencionado para encajar en el equipo su experiencia gracias a un 55’6% desde el triple en Playoffs, un ritmo que el oriundo escolta de Belmont (Massachusets) usa para encajar en un estilo diferente de juego pero que también tiene altas aspiraciones.

Darius Miller es el clarinete, con su exitosa experiencia en Alemania (donde este instrumento es muy poular) tras una primera etapa fallida en la liga cuando llegó de la mano de AD tras 4 años en Kentucky (donde el gran John Calipari lo elogiaba frecuentemente), esta encontrando su ritmo demostrando que esas notas rudas que tan bien tocaba en Euroliga las ha adaptado a un equipo que dejó a Portland con ganas de buscar aquellas victorias que ‘el viento’ del aleteo de estos pelicanos ‘se llevaron’.

E’Twaun Moore es la tuba de este equipo. Un estilo metálico pero cada vez que a porta es música para los oídos de los aficionados locales. Un trotamundos que coincidió con Rondo cuando era rookie (donde no tuvo mucho minutos), he encontrado la tecla perfecta para formar parte de esta sinfonía celestial.

Pero sin duda no debemos olvidarnos de la voz cantante del proyecto, el que va a contracorriente de star system de la NBA. Anthony Davis ha liderado a su equipo en estos cuatro partidos con 33’3 puntos de media, resarciéndose de aquel primer año donde su equipo fue barrido

Según lo descrito, podríamos decir que son la banda perfecta de este estilo de música sin tocar un instrumento, ya que encajan perfectamente en la definición que dio al respecto de este estilo el alemán Joachim Ernst-Brendt  : 

El jazz es una forma de arte musical que se originó en los Estados Unidos mediante la confrontación de los negros con la música europea. La instrumentación, melodía y armonía del jazz se derivan principalmente de la tradición musical de Occidente. El ritmo, el fraseo y la producción de sonido, y los elementos de armonía de blues se derivan de la música africana y del concepto musical de los afroamericanos.”

Un estilo de juego caliente, que encajaría dentro de esa clasificación de hot jazz, que define el estilo original de esta banda que actuó de azul marino en la lluviosa Portland pero que lució ese rojo pasión (hot) ante su incondicional público, que abarrotó el pabelló tras su éxito en la mini-gira que supusieron los dos primeros partidos.

Pero para ver el lado humano de este equipo es necesario ver este vídeo que colgaron los propios Pels en su web, con la propietaria Gayle Benson (única responsable de la franquicia tras la muerte de su marido Tom hace aproximadamente un mes) bajando al vestuario a felicitar a sus jugadore y el buen ambiente que allí se respira. Porque si hay buenos mimbres todo es posible y estos ‘Pelicanos Rojos’ saben tocar las teclas adecuadas para volar bien alto.

Para ver el vídeo pulsa aquí




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .