El escolta de los Suns, pasará en unas horas por quirófano.

Es baja indefinida, pero se espera que esté fuera mínimo 4 semanas, y se perdería el training camp y la pretemporada.

Los problemas vienen del año pasado, en un entrenamiento del 14 de marzo, antes de jugar un partido contra Utah. Jugó el partido y acabó con 3/12 en tiros de campo.

Después de ese partido, jugó todos los partidos con protección, y se perdió los 12 últimos partidos de «regular season»

Lo que no se entiende, es que se opere ahora, ya que este verano, se ha pasado todo el verano entrenado, y ha asistido al Training Camp, por lo que se supone que la zona infectada se ha ido inflamando.