Alba Berlín fuerza un tercer partido tras aprovechar todos sus recursos (95-92)

El segundo partido de la final de la 7Days Eurocup disputado en el Mercedes Benz Arena de Berlín, con el ambiente muy cargado de emoción por parte de las dos aficiones, que sabían perfectamente lo que se estaban jugando en dicho partido, estar a pocos minutos del desenlace de esta edición de la competición.

 

Sam Van Rossom - Valencia Basket - EuroCup Finals Game 2 - EC18
Van Rossom busca salir de la presión defensiva de Peyton Siva. Imagen de la web de Eurocup

El partido empezó con dominio de los locales (vestidos de azul), con un 4-0 de parcial y siendo muy agresivos en ambos lados de la pista, pero poco a poco (y a pesar de mantener los jugadores de Aíto García Renenses dicha agresividad) los visitantes (vestidos de naranja) y líderados por Fernando San Emeterio lograron entrar en partido y llegar a liderar el partido por 10-12 al ecuador del primer tramo del duelo.

A pesar de ello, el conjunto berlinés seguía siendo más agresivo en el rebote ofensivo en ambos lados de la pista, recurso que utilizaban para que el equipo dirigido por Jaume Ponsarnau no se les escapase en el marcador tras haber reaccionado tras unos primeros compases de partido dubitativos. Ante la rudeza del juego y (a pesar del gran acierto de Valencia Basket) el hecho de que Alba Berlín fuera quién dominase el juego, el marcador al final del primer cuarto fue de 23-21.

 

El segundo cuarto empezó con el Valencia Basket dominando en el marcador a pesar de no sentirse cómodo en ningún momento ante la intensidad y estilo de juego del conjunto de Aíto. El conjunto dirigido por  Ponsarnau forzando puntos en el tiro libre para aprovechar la rudeza local (que aprovechaba todos los huecos de los locales en defensa para anotar bajo el ahora), pero no impidió que Valencia mandase en el marcador por 27-29 a 5 minutos para el descanso.

Antes del descanso, ambos equipos convirtieron el encuento en una suerte de ‘lucha por el territorio respondiendo a cada golpe que daba el equipo rival para no perder el ritmo de juego en uno de los puntos críticos del encuentro a nivel moral, pero el Alba consiguió escaparse en el marcador, con un parcial de 7-0, enganchando a la grada para llevar en volandas las esperanzas de tener opciones de poder optar a ganar el título. A pesar de la reacción final de los visitantes, el marcador al final de la primera parte fue de 42-39 para el cuadro local.

 

 

Al inicio del tercer cuarto, Alba Berlín volvió a coger un ritmo de vértigo para tratar de obtener la mayor renta posible y encarrilar el partido (aprovechando de forma excepcional las segundas oportunidades tras rebote o deflection -toque de balón que no llega a ser robo-), pero tras una dura antideportiva (señalada por el árbitro principal) sobre Sam Van Rossom, los de la ciudad del Turia parecieron reaccionar ante la situación adversa y volver a meterse en partido gracias al base belga, Bojan Dubljevic o Will Thomas para estar con opciones de certificar el título; a pesar de las numerosas pérdidas y el gran acierto del Alba consiguieron alcanzar un 49-50 al ecuador del cuarto.

Antes de terminar el cuarto, Alba recuperaba el control del partido con acierto y defensas de 2 contra 1 con la agresividad que estos partidos requieren así como aprovechando todos los recursos en su haber para tratar de impedir que Valencia entrase en ritmo de juego, pero a pesar de ello el marcador antes de los últimos diez minutos de tiempo regular era de 62-59 favorable a los locales.

El último cuarto empezó con ambos equipos cometiendo graves errores (con el Alba fallando inexplicablemente muchos tiros debajo del aro) pero poco a poco Valencia Basket iba cogiendo el control del partido y posicionándose en cabeza con un increíble rendimiento de Louis Laberiye y (en menor medida) por Aaron Doornekamp, acompañados por más de 800 valencianistas desplazados a la capital teutona para apoyar a su equipo, que veían como su equipo vencía por 64-68 a falta de cinco minutos para terminar el partido.

Al final del tiempo regular, el marcador era de empate a 83, tras cinco minutos de baloncesto rudo donde Van Rossom y San Emeterio dieron alas al equipo valenciano para rematar el título en tierras alemanas pero Peyton Siva puso el empate a un minuto para el final del tiempo regular para llevar el partido a la prórroga.

 

Finalmente, en la última prórroga y tras una guerra de triples, Alba Berlín dominó el encuentro durante el tiempo extra, dominando sin prácticamente oposición hasta que llegó el último minuto de juego, donde Valencia Basket intentó apretar el duelo pero un cumulo de malas situaciones en el tiro impidió que se alzaran con el título, dejando el marcador final en un 95-92, que emplaza la resolución del evento al duelo de Valencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .