Bélgica asegura el Preolímpico ante una Hungría a la que se le acabo la gasolina antes de tiempo

Kyara Linskens anotando ante la defensa de Bernardett Hatar. Imagen de FIBA

Bélgica y Hungría se enfrentaban en el primer partido de la penúltima jornada de competición del Eurobasket con la intención de obtener la primera plaza para el preolímpico que había en juego en dicho día competición, unas para consolidar su proyecto y otras para superar las expectativas antes del torneo.

El partido empezó con Hungría imponiendo su frenético ritmo anotador de las grandes ocasiones, con la ‘electricidad’ de Yvonne Turner, que junto con Dora Horti y Dorina Zele, el conjunto magiar dominaba el encuentro, alcanzando cuotas de alto rendimiento así de una considerable diferencia de 2-11 al ecuador del cuarto.

A partir de ahí, Hungría pareció caer en una crisis anotadora que aprovechó a las mil maravillas la selección belga anotando desde el triple lo necesario como para abrir la defensa magiar y poner en serios su ventaja, que acabó reducida (gracias al gran trabajo del conjunto belga) hasta el 12-17 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto empezó con Bélgica secando completamente a Hungría tanto en ataque como destrozando su defensa a placer, siendo vital una vez que el propio equipo belga logró encontrar su mejor ritmo gracia a un juego coral que dio los resultados esperados, dejando el marcador en un 25-17 al ecuador del cuarto.

Con Ann Messeman liderando por dentro, Kim Messdagh anotando lo necesario desde el triple (además de liderar la anotación de su equipo) y Jana Raman (mostrando su versatilidad), Heleen Nauweelaers,Kyara Linskens o Julie Allemand siendo vitales para complementar el ritmo de juego en ambas parte de la pista, provocaron que la distancia fuera creciendo hasta un 39-25 al descanso.

En el tercer cuarto, Bélgica mantuvo su dinámica de anotar en el momento adecuado para mantener cómodas ventajas y no ponerles facilidad alguna a la hora de tratar de anotar para cambiar la situación, pero el marcador de 51-34 al ecuador del cuarto reflejaba la difícil tarea que ello implicaba.

Bélgica fue ampliando cada vez más su ventaja, aún reduciendo el ritmo de juego, para controlar el partido a su antojo y certificar (un poco más) a cada segundo que pasaba y dejar un marcador de 57-37 a falta de diez minutos de juego, donde no había nada por lo que competir (y eso suele ser lo más complicado en este tipo de partidos).

Al inicio del último cuarto, Marjorie Carpreaux cogió los mandos de la selección en ataque para relucir un poco más el marcador, con pases por la espalda o canastas en segunda oportunidad tras tiro fallado que dejaban el marcador (tras un poco de maquillaje por parte de Agnes Struder) en 67-47 a cinco minutos para acabar el partido.

Finalmente, Bélgica certificó su victoria por 72-56 y concluyendo así un partido dominaron ante una selección húngara que se quedó sin respuesta demasiado rápido. Las belgas se quedan con la plaza en juego para el preolímpico y esperaran a febrero para tratar de certificar su pase a Tokyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .