Francia gana al ritmo de Marine Johannès a una Gran Bretaña errática (62-56)

Marine Johannès tratando de penetrar en la defensa británica. Foto de FIBA

Gran Bretaña y Francia jugaban la primera semifinal del torneo con la esperanza de conseguir una plaza en la gran final del torneo para consolidar así su gran torneo, asegurando así una medalla además de esperar rival ante lo que pudiera pasar en el otro encuentro.

El partido comenzó con Gran Bretaña, liderada por Rachel Vanderwall, con más acierto de cara al aro que Francia, quién se daba una y otra vez contra el aro u el tablero en su intento de acercarse en el marcador. Mientras tanto, las británicas anotaban con relativa fluideza anotadora, dejando un marcador de 2-10 a mitad del cuarto.

El ritmo de juego se igualo, con las británicas bajando su nivel de anotación y con las francesas mejorando a medida que pasaron los minutos, el marcador se fue igualando (con el acierto de Alexia Chartereau o Marine Johannès),lo que dejó un marcador de 12-16 al final del primer cuarto.

Al inicio del segundo cuarto, Johannès tuvo un inicio de cuarto espectacular, a portando puntos y robos para ir haciendo mella en la moral británica, a pesar de los puntos de Cheridane Green. Gracias al juego en equipo provocados tras la buena defensa, las francesas lograron la ventaja parcial de 25-23 al ecuador del cuarto.

Antes del descanso, Vanderwall mediante, Gran Bretaña volvió a tomar las riendas del partido en anotación para recuperar el liderato en le marcador (temporalmente), hasta que la revolución ofensiva de las francesas (al contraataque) igualó la contienda, dejando el marcador en empate a 34 tras los primeros veinte minutos de juego.

El tercer cuarto empezó con la capitana Endene Miyem siendo la lanza ofensiva de la selección francesa para tratar de coger ventaja respecto al conjunto de Chema Buceta , siendo vital la reaparición de Johannès y dejando el marcador parcial en 47-41 favorable a las francesas .

Francia se convirtió en la máquina perfecta de juego, realizando un gran trabajo a nivel coral en ambos lados de la pista, sin dar opción a Gran Bretaña a volver a ponerse por delante en el marcador, pero dando aún así la sensación de haberlo hecho al tener un dominio perfecto del partido. 52-46 era el marcador a falta de diez minutos para acabar el partido.

El último cuarto empezó con un ritmo más lento de juego del visto anteriormente, con poca anotación y muy trabajada, hasta que las francesas empezaron encontrar huecos en la defensa británica a parte de defender su aro (a pesar de permitir múltiples rebotes) de maravilla y dejando un marcador de 58-51 a cinco minutos del final del partido.

Finalmente, Francia ganó por 63-56 , logrando el pase a la final tras haber llevado el partido al ritmo que habían querido en todo momento y logrando rematar el partido en un tramo final donde Gran Bretaña no fue capaz de recuperarse de sus fallos bajo los aros, certificando así su gran rendimiento en el torneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .