La Fonteta cierra el año con un Valencia Basket imperial resistiendo ante un acertado Tenerife

Valencia Basket e Iberostar Tenerife se enfrentaban en el último duelo del año con la vista puesta en la Copa del Rey, siendo el equipo valenciano quién quería asegurar su plaza en la cita copera de Málaga y el canario quién buscaba ser cabeza de serie en dicho evento.

Alberto Abalde tratando de anotar ante Santi Yusta. Foto de ACB Media

El partido empezó con ambos equipos percutiendo en la zona para obtener ventaja, un hecho que le vino mejor al cuadro valenciano, con Quino Colom a los mandos de la nave y siendo capaz de aprovechar mejor los espacios que dejaba la defensa del equipo dirigido por Txus Vidorreta, que intentaba seguirle el ritmo y dejaba el marcador con un 13-11 como primer parcial.

El ritmo de juego empezó a centrarse en el tiro exterior, permitiendo a sus interiores hacer su juego con total libertad, especialmente a Louis Labeyrie. A pesar de ello, Tenerife retomó la ofensivamente, en especial Tomasz Gielo y Georgi Shermandini, que permitieron al cuadro isleño acabar el cuarto con un marcador de 22-23.

El segundo cuarto empezó con el ritmo de juego elevado, posesiones rápidas y muchas acciones de segunda oportunidad, siendo Valencia Basket a quién más le beneficiaba, a pesar de que el cuadro canarista no cedió en su empeño de tratar de ponerse por delante en el marcador, dejando un marcador de 33-32 a cinco minutos de la media parte.

Antes del descanso, Valencia Basket empezó a meter distancia gracias a que los tiros y que provocó al conjunto tinerfeño tuviera que remar contra corriente, con Bojan Dubljevic imponiendo su juego en su ‘semana fantástica’.  A pesar de ello, el conjunto parecía aguantar gracias a Marcelinho Huertas y el marcador reflejaba un resultado de 47-45 en la pausa de vestuarios.

El tercer cuarto empezó con Valencia Basket moviendo el balón bajo el aro de forma eficiente, que acabó permitiendo a Sam Van Rossom la libertad y la comodidad suficiente como para anotar desde el triple, y a pesar de que Tomasz Gielo o Sasu Salin quisieran responder, el marcador se ponía con un marcador de 62-53 que beneficiaba y mucho al equipo dirigido por Jaume Ponsarnau.

Jordan Loyd cogió el relevo del base belga y lideró al equipo en anotación para distanciar aún más a los suyos, aunque Tenerife seguía anotando gracias al movimiento de balón de Huertas, quién movía a los suyos hasta el 75-65 para tratar de entrar con opciones en el último tramo de partido.

El último cuarto empezó Valencia Basket acusando el cansancio del partido intersemanal, con Tenerife apurando sus opciones, forzando a Valencia tener que mantener a sus hombres principales en pista para que el marcador se mantuviera a su favor (llegando a ser de dos puntos la diferencia) y dejar la situación con un resultado de 87-81 a cinco minutos del final del partido.

Finalmente, y tras un final de partido igualado, Valencia vencía por 98-91 en el último partido del 2019 en La Fuente de San Luis ante un Iberostar Tenerife que no se rindió y peleo hasta el último cuarto por lograr la victoria ante un equipo que peleó cada posesión para poder obtener algo positivo de la Capital del Túria pero no les fue posible y el cuadro valenciano tratará de buscar una plaza en la Copa del Rey que si tiene asegurada el equipo canario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .