Valencia Basket logra una sufrida victoria ante Casademont Zaragoza por 70-76 en un partido marcado por los tiros libres

Valencia Basket y Casademont Zaragoza disputaron un encuentro con mucho transfondo, era la primera vez que Jaume Ponsarnau se enfrentaba a Valencia Basket tras dejar de ser su entrenador. Un encuentro que, según el modo de juego de ambos conjuntos, se preveía muy duro y con posibilidad de decidirse en los últimos minutos

STAN OKOYE Y JASIEL RIVERO PELEAN POR UN BALÓN. FUENTE: ACB PHOTO / E. CASAS

Josep Puerto estrenó el partido para Valencia Basket y le acompañó Hermannsson, demostrando que los visitantes habían salido más concentrados y metidos en el encuentro. Vanwijn innauguró el marcador para los locales y tras unas jugadas imprecisa, lo contestó Víctor Claver con un triple que alejaba a los valencianos en el marcador. los primeros 5 minutos de partido tuvieron un marcador de 2-9.

Valencia Basket salió a la segunda mitad del primer cuarto con mucha fuerza, cargando el rebote ofensivo, pero Okoye, tanto en ataque como en defensa, igualó la balanza para Casademont Zaragoza. Los aragoneses pusieron una marcha más en ataque y lograron empatar el partido a 13 puntos. Hermannsson, por su parte, logró desatascar el ataque valenciano, y con una muy buena entrada, envió el partido al segundo cuarto con un resultado de 13-15.

El segundo periodo lo inauguró Labeyrie con una canasta tras un buen movimiento en el poste, pero Vilà la contrarrestó con dos puntos tras un gran rebote ofensivo, siguiendo con la tónica del anterior periodo. Los tableros tomaron mucho protagonismo y los puntos de los dos equipos pasaban por sus jugadores interiores. El final de los primeros 5 minutos con poca anotación llevó el marcador al ecuador del cuarto 19-21.

San Miguel y Dubljevic rompieron la falta de anotación con dos triples, tras esto, los dos equipos comenzaron a intercambiar canastas con Mobley de protagonista, quien asistiendo y anotando llevó la batuta zaragozana en ataque. La responsabilidad de romper la racha de los locales la cogieron Claver y, de nuevo Dubljevic, quienes con sus canastas, volvieron a recuperar la ventaja para Valencia. El partido se fue al descanso con un resultado de 31-35.

Hermannsson fue el encargado de abrir el marcador en la segunda parte con un triple y Claver, tras un buen rebote, sumó dos puntos más. Mobley siguió con el mando de Casademont Zaragoza y recortó distancias desde más allá del arco. El partido tomó otro tinte y ambos conjuntos probaron con el lanzamiento exterior, aunque con idéntico resultado, ningún tiro anotado. Tuvo que ser Hlinasson en una gran jugada quien lograra acabar con la mala racha general. Los primeros 5 minutos de la segunda parte terminaron 38-42.

Dimitrijevic entró a canasta con mucha oposición y consiguió anotar dos puntos claves para que Valencia pudiese respirar, pero Vanjwin anotó un palmeo desde muy arriba para igualar las tornas. El partido empezó a volverse bronco tras una falta de Rivero bajo aros que protestó Claver y por la que le pitaron técnica, pero no acababa de entrar la bola en el aro. Tras esto, Waczynski consiguió darle la vuelta a la mala racha de los equipos con un triple muy importante y dos tiros libres que empataban el encuentro. Dos tiros libres más para Dimitrijevic llevaron el partido al último cuarto 50-52 y con todo por decidir.

Tras un inicio bastante atropellado, la primera canasta del último cuarto fue un triple de Dubljevic que daba un poco de aire a Valencia Basket. Pero poco después Vanjwin en contacto sumó los dos primeros para Casademont y Hlinasson punteó otro tiro y anotó un mate que volvía a poner a los locales muy cerca en el marcador. Después de varios minutos de imprecisión, Hermannsson consiguió un 2+1 muy complicado, pero en seguida contestó Zaragoza con un mate. Los últimos 5 minutos del encuentro comenzaban con 60-64.

Las faltas y los tiros libres marcaron el inicio de los últimos minutos de partido y Dubljevic con un gancho anotó los dos primeros puntos en juego de este final de partido. Radoncic aprovechó un palmeo para devolverle esos 2 puntos a su compatriota y colocar a su equipo a 6. Los tiros libres volvieron para ambos bandos, haciendo que los puntos solo sumasen de 1 en 1 y el partido llegase con más incertidumbre si cabe al final. Tuvo que ser Okoye tras una gran penetración quien acabase con la racha de los tiros libres y colocase a su equipo a 8 a falta de 50 segundos. Una antideportiva de Okoye a falta de 20 segundos para el final acabó decantando el partido para Valencia Basket, que venció por 70-76.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.