El segundo partido de cuarto de final, con la perspectiva de ambos equipos y por lo visto en el primer enfrentamiento del evento , se presuponía entretenido al ser los dos equipos que se jugaron ser cabeza de serie en el último partido que quedó pendiente de jugarse de la jornada 15 antes de saber cuáles iban a ser los emparejamiento de la competición.

Tinara Moore anotando frente a Jewell Tunstull e Irati Etxarri. Foto de Javi Mora / MG Estudi

El partido empezó Laura Peña bailando en la zona para poder abrir la zona, a la que le siguió Paula Strautmane y Mikayla Pivec en un despiste para aprovechar el rebote ofensivo, con Brittany Miller siendo la primera en sumar puntos para el cuadro dirigido por Mario López, Con Lashann Higgs o Tinara Moore apretando el marcador pese a los esfuerzos de Irati Etxarri para mantener al conjunto leridano por delante, aunque fue capaz de de conseguir una ventaja mínima de 10-8 pasados los cinco minutos de juego,

Tinara Moore apretó la tuerca para que Gernika pusiera una marcha más, con jugadoras como Rosó Buch haciendo acto de presencia para poder ayudar a dar la vuelta en el marcador de forma temporal, logrando que todo el esfuerzo se viera reflejado en un marcador, que señalaba una ventaja temporal de 14-17 para el conjunto vasco al final del primer cuarto.

Al inicio del segundo cuarto, jugadoras como Montse Brotons Pascual, Laia Raventós o Ariadna Pujol Lluch hicieron fuera para tratar de recuperar el terreno tras el mal tramo final que habían disputado en el anterior periodo, logrando recuperar la diferencia a pesar de que jugadoras como Moore o para lograr mantener la situación y dejar un marcador de empate a 21 cinco minutos del final de la primera parte.

Gernika seguía manteniendo el ritmo del juego gracias a Moore, que seguía consolidando su gran partido y conectando a jugadoras como Belén Arrojo, Rosó Buch o Paula Ginzo para permitir al cuadro vasco ir distanciándose poco a poco en el marcador, logrando que todo el esfuerzo realizado terminase dando pie a un marcador de 22-27 al descanso.

Tras la reanudación, con Angie Bjorklund sumando varios triples y un par de incursiones de Rosó Buch en la zona para ser las escudera de Tinara Moore al inicio de la segunda parte, ayudando con ello a que la ventaja para el cuadro bizkaino subiera como la espuma al no tener prácticamente oposición alguna por parte del Sedis, más allá de una canasta de Jewell Tunstull. Con todo ello, el marcador de 24-41 tras los primeros cinco minutos del tercer cuarto.

Irati Extarri Munárriz, Ariadna Pujol, Montse Brotons o Mikayla Pivec apretaron los suficiente para que el conjunto dirigido por Bernat Canut redujera la diferencia con un buen parcial, al que posteriormente se unió Laia Raventós para contrarrestar la canasta de Arrojo y los libres de Buch, que terminaron dejando un marcador de 37-46 a falta de diez minutos para el final del partido.

El último cuarto empezó con un extra en defensa por parte del equipo gernikarra, que se aferró a Moore y a Buch para mantener el ímpetu de jugadoras como Extarri Munárriz o Pujol Lluch recortando distancias a cuenta gotas, sin llegar a ser suficiente para dar la vuelta en el marcador, dejando todo ello un resultado de 41-51 a cinco minutos para el final de partido.

Pujol se puso el equipo a sus espaldas, sumando acciones clave tanto en ataque como en defensa en el tramo final, con Extarri y Peña ayudando a la causa para tratar de dar la vuelta en el marcador, en un tramo intenso del encuentro, pero Gernika supo aguantar el pulso hasta el último momento logrando la victoria por 51-55 frente a un Sedis que empezó a remontar demasiado tarde.