La jornada dominical en el Sinan Erdem Arena tuvo encuentro de sensaciones similares, unos tras su derrota en la BCL y los otros tratando de buscar una forma de vencer en una de las canchas más complicadas de la liga, en un duelo de viejos conocidos, por la presencia de hasta 3 ex jugadores de la Liga Española y viejos conocidos en lados opuestos para sumar adeptos a un gran partido.

El partido empezó con Dee Bost y Cody Miller-McIntyre dando un poco de acción al partido, hecho que se frenó tras una falta sobre Can Ogut, que terminó en discusión verbal y con técnicas para el exterior bulgarizado de los ‘leones’ además de para Jackie Carmichael, que junto a Damyean Dotson lideraron la revolución del conjunto de Antep. Dylan Ennis y Leyton Grant Hammonds dieron un poco de juego en un tramo loco de partido con Mushir Yazar y Mehir Ağva tratando de aportar en la zona además de con tiros libres. Tyrus McGee y Hammonds cerraron el primer cuarto con un marcador de 9-14.

El segundo cuarto empezó con los locales tratando de recuperar ventaja por mediación de Ian Hummer y Muhaymin Mustafa. Sin embargo, Ogut tenía otros planes. Carmichael y Sadik Kabaca se unieron al espectáculo, con el marcador en un cambio de liderazgo en el marcador gracias al buen hacer del internacional turco en ambos lados de la pista. McIntyre, y Hammonds encontraron hueco pero tanto Kabaca en la pintura como una canasta At the Buzzer de Dylan Ennis dejó un marcador de 43-29 al descanso.

Tras la reanudación, el equipo aurirrojo terminó de apretar el acelerador. Daba igual si Birkan Batuk, Cody Miller-McIntyre o Leyton Grant Hammonds anotaban. Ennis, Kabaca, Tyrus McGee o Köksal siempre sumaban para poder mantener y ampliar el gran diferencial logrado antes del descanso. La victoria parecía inevitable tras poner un marcador de 62-43 al final del tercer cuarto

El último cuarto continuo por el mismo camino. El equipo dirigido por Andreas Pistiolis seguía anotando y defiendo su aro sin contemplaciones mientras los jugadores dirigidos por Tutku Açık eran incapaces de tan siquiera mantener la diferencia. La mejor prueba era que Muhaymin Mustafa sumo dos grandes tapones en este tramo. La mínima diferencia del periodo fue de 69-49.

Finalmente, Galatasaray venció por 77-54 a un Gaziantep que solo supo frenar durante algo más de 15 minutos el buen hacer de un conjunto con ganas de resarcirse tras su mal partido europeo, buscando seguir escalando posiciones en la tabla clasificatoria en unas semanas clave para su futuro en la clasificación en competición nacional e internacional contra equipos potentes.

Anuncio publicitario