La última ‘gala’ de las ‘Leonas’ en el pabellón de Basaksheir tenía como invitadas de lujo a un equipo que se ha quedado sin competición europea tras la fase de grupos, a diferencia de las semifinalistas de la última edición, que buscaban seguir sumando en competición liguera en los últimos días del año para empezar el nuevo con los mejores resultados y forma posibles

Ieva Pulvere sobrepasando la marca de Ozge Kavurmacioglu. Foto del Galatasaray

El partido empezó con Azura Stevens y Teaira McCowan tratando de sumar en ataque y forzando malas decisiones del juego exterior visitante, que no encontraba la forma de sumar hasta que Gizem Uca sumó un triple tras dos minutos y medio de juego para equilibrar la balanza, aunque poco tardaros las dos jugadoras principales del equipo ‘local’ en ampliar el marcador, con Gonca Karatas frenando un parcial de 8-0 varios minuto después. La propia interior y Uca eran las únicas dos referencias reales del cuadro prusense, y aún así, lograron forzar gran cantidad de fallos que provocaron un marcador de 20-13 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto empezó con Ieva Pulvere, Ferda Yildiz y Ozge Kavurmacioglu sumando puntos para tratar de activar el ritmo de juego, especialmente la exterior del equipo auri-rojo, pulverizando la defensa del conjunto del Mármara en varia ocasiones, siendo el factor clave de su equipo y, junto a Stevens, la líder en anotación del periodo, llegando a provocar un tiempo muerto de Selen Erdem 36-18 a cinco minutos para terminar la primera parte. Meltem Yildizhan, Pelin Bilgiç, Kamile Nacickaite y Tugce Canitez se sumaron al buen hacer en ambos lados de la pista del equipo dirigido por Alper Durur , frenando los intentos de Yildiz y Uca por reducir distancias. Tras 20 minutos de juego, el marcador era de 47-30.

Tras la reanudación, fueron Pelin Bilgiç y Gonca Karatas las que empezaron apretando, con Isil Alben y Teaira McCowan apareciendo minutos más tarde para mantener la diferencia en el marcador, pese a que Ozge Kavurmacioglu lo intentase solucionar de forma puntual, provocando que Uludag pidiera un nuevo tiempo muerto para tratar de revertir una diferencia que alcanzaba la treintena de diferencia tras un buen parcial de 17-4. Ferda Yildiz y Alben anotaron a placer justo después del tiempo muerto, con Meltem Yildizhan ampliando la diferencia con canastas bajo el aro además de con tiros libres. Una canasta de Deniz Çolakoglu dejaba un marcador de 72-39, siendo el resultado con el que cerró el tercer cuarto.

El último cuarto comenzó con Ilsu Daricoglu , Gizem Uca y Ferda Yildiz maquillando un poco el marcador, pero Yildizhan, Sigme Tokmak y Miray Balotu respondieron para provocar un nuevo tiempo muerto visitante, manteniendo las tres decenas en la diferencia anotadora, pese a que Yildiz pudo rebajarlo en varias ocasiones gracias su intensidad en ambos lados de la pista, dejando un marcador de 79-51 a cinco minutos de terminar el partido.

Finalmente, Galatasaray venció por 86-58 a Bursa en un partido donde dominaron sin contemplaciones en su despedida de Basaksheir, antes de volver a su habitual casa, el Ahmet Comert, gustándose ante un equipo que dio la sensación de querer intentarlo en todo momento, pero que sin la potencia física de las interiores del conjunto istanbulita, poco pudo hacer para evitar el severo correctivo que terminaron recibiendo.