El esperado debut de una de las grandes jugadoras del momento con la camiseta del equipo turco, frente a un rival que se lució en el partido de la primera vuelta, era el gran aliciente para que al oeste de Atasheir se viviera otra gran jornada en el partido de la semana, con los dos equipos liderando la clasificación en el grupo A y queriendo consolidarse lo más arriba posible ganando el encuentro, con la presencia en las grada de Ali Koç, expropietario de la centenaria institucion

Breanna Stewart fácilmente frente a Erica Wheeler. Foto de la EuroLeagueWomen

El partido empezó con Emma Messeman (que se dolió de un golpe posteriormente) y los primeros puntos de Breanna Stewart con varios tiros libres, para dar una pequeña ventaja, con Erica Wheeler anotando un tiro libre, que no pudo evitar los dos triples de Kayla McBride que pusieron un parcial de 12-1 antes de los primeros tres minutos de juego. El equipo dirigido por Marina Majkovic parecía otro en 2023, aunque un par de puntos anotados Stephanie Mavunga y Zala Friskovec juntpo un cúmulo de diversos errores generales, evitaron que ‘las reinas’ sumasen en la medida de los esperado. Varias acciones de Messeman, Alina Iagupova o un triple de Alperi Onar mantuvieron un abultado marcador pese a la mejora del conjunto polaco donde Weronika Gajda, Wheeler o Friskovec apretaron para que no se les fueran las opciones de ganar nada más empezar el encuentro. Tras un triple Satou Sabally en su regreso al ‘Fenerium’, el marcador quedó con un resultado de 31-20 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto empezó con un acrobático pase de Wheeler para Weronika Telenga y con McBride manteniendo el buen porcentaj de tiros libres, antes de que Sabally volviese a sumar junto al primer tiro de campo anotado para Stewart en el lado asiático de Istanbul y una canasta de Olcay Çakir Turgut que ponía un parcial de 10-4 para las locales, de nuevo pasados tres minutos del periodo, con nuevo tiempo muerto de Karol Kowaleski. Mavunga y Sabally marcaron el ritmo tras la pausa, especialmente la jugadora germana, que había encontrado el ritmo de juego desde su primera presencia en pista mientras Stewart encontraba poco a poco (sumando dobles dígitos con una facilidad increíble) su espacio en ataque mientras hacía una labor inmensa en defensa contra cualquier rival. Çakir Turgut y Mina Djordjevic cogieron, de nuevo, el rol de la presión en la línea exterior para robar o forzar pérdidas de balón, siendo capaces de sumar también en anotación junto a McBride (15 puntos antes de ir a vestuarios), Messeman (14) o Iagupova pese a que Friskovec, Gajda y Mavunga, con ayuda de Artemis Spanou, hicieran todo lo posible para bajar la diferencia del +30 que llegó a tener el Fener dos minutos antes de terminar la primera parte. Una canasta con fortuna, a una pierna, contra tablero de Ivana RacaAt The Buzzer‘ dejaba un marcador de 63-35 al descanso.

Tras la reanudación, Stepahnie Mavunga y Alina Iagupova inventaron entre la marea de defensoras que tenían delante para sumar los primeros puntos del partido, antes de que los errores se sucedieran en ambos lados de la pista. La ucraniana resolvió fácil en favor del conjunto auri-azul en tres posesiones seguidas para poner aún más diferencia de por medio, ya fuera para facilitar el trabajo a Olcay Çakir Turgut o encestando ella misma. Emma Messeman y Erica Wheeler se lucieron con acciones individuales antes de que la mejor versión de Iagupova como asistente regalase un 2+1 a la propia pivot belga para poner el +37 como máxima del partido (76-39, que llegó a ser de 83-41) para provocar un nuevo tiempo muerto visitante… A falta de tres minuto para cerrar el periodo. Messeman continuó con la ‘cadena de favores’ y asistió una canasta de Satou Sabally, antes de que Çakir Turgut taponase la oportunidad de una Erica Wheeler que quería volver a sumar en el periodo. Una buena bandeja de Sabally tras superar a varias rivales y un triple de Iagupova puso una diferencia por encima de las cuatro decenas, formalizada en un marcador de 85-45 al final del tercer cuarto.

El último cuarto empezó con Iagupova, Alperi Onar y Kayla McBride sumando un parcial de 7-0 para volver a poner una nueva máxima en el partido. Wheeler y Bozena Puter sumaron entre la gran avalancha de puntos que seguía generando el equipo turco, dejando ello un marcador de 96-49 antes de la expulsión de Sabally por la técnica recibida (junto con la infracción antideportiva cometida en la primera parte) cuando restaban cerca de cinco minutos para concluir el partido.

Stewart marco el cambio a la centena y el equipo no paró ni un segundo con canastas de jugadoras poco habituales como Manolya Kurtulmus o Mina Djordjevic, dejando un marcador de 111-61 contra un Polkowice que vio a Spanou sumar sus puntos al final del encuentro (incluyendo la canasta final), como muestra de la letalidad que las favoritas al título, que pese a «seguir adaptándose» al estilo de todo una MVP de las Finales en WNBA y Euroliga como ‘Stewie’ de la que una jugadora como Ivana Raca puede seguir «mejorando y aprendiendo cada día de lo que hacen grandes jugadoras» mientras la búsqueda por ganar el cetro europeo en el centenario de la República Turca, como recuerda el detalle sublimado en el cuello de la camiseta de un Fenerbahçe que, por fin, ha enseñado sus credenciales.