Las ‘águilas’ trataban de mantener el vuelo en Akatlar para empezar año, con Monique Billings estando suficientemente asentada como para poder mantener cambio de rumbo de un equipo histórico que parecía destinado a bajar hasta la segunda categoría del baloncesto turco tras las primeras. En frente, un equipo de EuroCup que buscaba seguir escalando en la tabla tras su inicio irregular, situado en el descenso por sus malos resultados, aunque una victoria en la ‘Gran Ciudad’ podía cambiar las tornas de nuevo.

Dana Evans protegiendo el balón ante Feray Dalkiliç. Foto del Besiktas.

El partido empezó con CalveionLandrum, Dana Evans, Melek Uzunoglu sumando triples para tantear la estrategia rival, dejando claro que la tercera máxima anotadora de la competición continuaba tirando del equipo local en ataque y el resto de sus compañeras apretaban en defensa o trataban de triangular para que Monique Billings o Taya Reimer encontrasen canastas fáciles cerca del aro. Para el conjunto de Anatolia Central, la presión en casos puntuales o la lucha por el rebote parecían ser la idea principal para frenar el buen inicio de sus oponentes. Sugranur Sonmez, Daugile Sarauskaite y Weaver seguían buscando anotar de cualquier forma, pero el conjunto blanquinegro seguía realizando un gran trabajo en ambos lados de la pista para mantener una diferencia cercana a los diez puntos, aunque lograron que la diferencia fuera de 22-16 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto estuvo trabado, con las visitantes tratando de recortar distancias a través de Weaver y Landrum, agitando el partido cuando el conjunto dirigido por Aziz Akkaya parecía desconcertado (26-27 a cinco minutos y medio de terminar el periodo). Reimer, Elif Bayram y un buen trabajo defensivo evitaron que la ventaja fuera constante. Aún así fueron Sevgi Tonguç, Nisa Yalçin y Sonmez, a pesar de los intentos de Evans (con 22 puntos antes de terminar la primera parte) permitieron al conjunto esmeralda marcharse al descanso con un marcador favorable de 37-41.

Tras la reanudación, Kayseri apretó pese a los esfuerzos de Monique Billings y con Taya Reimer o Dana Evans apareciendo posteriormente, pero la situación no varió. Calveion Landrum y Lyndra Weaver siguieron a su ritmo a pesar de los tiempos muertos que se pidieron por parte de ambos equipos, lideraron un tramo anotador cualquier tipo de reacción local, ayudadas por un buen trabajo de sus compañeras en ambos lados de la pista. Pese a ello, un parcial de 6-0 a cargo de Billings y Kübra Sevindik junto a dos tapones realizados por Elif Bayram permitir acercase. Una buena defensa final permitió al equipo istanbulita quedarse con un igualado marcador de 58-61 al final del tercer cuarto.

El último cuarto empezó con el equipo dirigido por Emre Özsari ejecutando un buen baloncesto en ambos lados de la pista, pese a que Sevindik, Bayram, Evans, Reimer y Billings trataban de cerrar huecos cerca de su aro y aprovechar los que tenían en la otra parte de la pista. Sugranur Sonmez, Daugile Sarauskaite, Sevgçi y Laundrum (antes de sufrir unas molestias) se ajustaron perfectamente a la situación para mantener la ventaja. Aún así, Dana Evans logró mantener un marcador apretado 69-73 a cinco minutos para terminar el encuentro.

Melek Uzunoglu (hasta que se retiró del campo por un golpe) y la buena defensa de las ‘águilas’ alentaron al público en las gradas de Akatlar. Evans volvió para poner al equipo por delante. Un 2+1 de Weaver dejaba una nueva ventaja para el conjunto de Capadoccia pero una perdida permitía que la capitana Sevindik pusiera por delante, con Somnez igualando la situación en la siguiente acción, Bayram respondió antes de un tramo con errores en ambos lados y Sevindik si anotó los dos tiros libres a diferencia de Somnez. Poco importaba que Weaver anotase, Evans se fue hasta los 39 para dejar un marcador favorable para el Besiktas de 84-81 para vencer ante Kayseri, que dominó la mayor parte del encuentro, aunque al principio y, especialmente, al final, la victoria se quedó al Este del lado europeo de Istanbul.