Tras su reestreno en competición europea, el Ahmet Cömert se vestía otra vez de gala para ser sede de un partido de competición liguera entre dos equipos que buscaban seguir escalando en la tabla clasificatoria por motivos bien diferentes, a pesar de que la idea principal fuera llegar al final de la temporada regular habiendo cumplido sus respectivos objetivos.

El partido empezó con imprecisiones en el pase por parte de los dos equipos, pese a que Kamile Nacickaite culminó la primera canasta tras una buena ‘puerta atrás ‘. Pese a ello, las visitantes cogieron el ritmo del partido sumando en la zona y forzando faltas, con Queen Egbo como referencia. Azura Stevens, Ayşe Cora, Pelin Bilgiç y Yanike Yalçınkaya se sumaron al aparatado anotador para igualar un partido que transcurría con un ritmo de juego lento pero sin pausas. Teaira McCowan se sumó más tarde como referencia interior de las ‘leonas’ junto a Stevens para sumar e intimidar, según el momento, logrando poner una cómoda ventaja para las locales, que Nacickaite acercaría hasta casi la decena con un triple previo a un tiempo muerto del equipo negro y áureo. Epiphany Prince aprovechó los espacios que dejó Meltem Yıldızhan para sumar una bandeja minutos antes de que İşil Alben asistiera casi sin mirar a McCovan (en su versión turca) para dejar un marcador de 26-13 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto empezó con Yıldızhan, Cora y Tyasha Harris poniendo ritmo al partido, con la joven jugadora del Gala siendo clave para poner diferencia en el marcador antes de que Shavonte Zellous cogiera las riendas en ataque de las ‘abejas’ y lograse desconcentrar a una jugadora como Alben en los tiros libres. Stevens apareció para seguir manteniendo la ventaja del equipo dirigido por Alper Durur tras las canastas contestadas entre Bilgiç y Cora. Pese a las canastas puntuales de Harris o Egbo, el cierre de la primera parte fue dominio de una Stevens que anotó de todas las formas posibles. Suyo fue un triple At The Buzzer para que Zellous pusiera otra de sus mil muecas tras ver como su equipo perdía por 48-33 al descanso.

Tras la reanudación, Azura Stevens y Teaira McCovan (quién realizó un tapón escandaloso) empezaron dominando el partido en ambos lados de la pista hasta poner al conjunto auri-rojo por encima de la veintena en el marcador, pese a que Tyasha Harris y Queen Egbo lo evitasen puntualmente, mientras Epiphany Prints (con su apellido rusizado para jugar en competición local), Tuğçe Canıtez en dos ocasiones y Kamile Nacickaite salvaguardaron el esfuerzo realizado por sus compañeras para mantener el diferencial, que fue finalmente de 68-45 cuando terminó el tercer cuarto.

El último cuarto empezó con Prints generando y anotando a partes iguales mientras McCovan recibía decisiones arbitrales dispares en ambos lados de la pista. La propia pivot turquizada, Yıldızhan, Nacickaite y Canıtez dejaron un marcador de 78-50 a cinco minutos del bocinazo final.

Finalmente, y tras la presencia de jóvenes jugadoras en pista, el marcador fue de 83-57 para un Galatasaray que no dio ninguna opción al Çankaya Üniversitesi desde que Azura Stevens (que terminó con 27 puntos) decidió ponerse manos a la obra para sumar una importante victoria en el pabellón donde han sucedido los grandes hitos en la historia del club a lo largo de los años.