Tras la contundente victoria frente al Galatasaray la semana pasada en el propio pabellón, el equipo de Denizli estaba de nuevo en la gran ciudad para intentar apurar sus opciones coperas tras la victoria del ‘Daçka’ casi 24 horas antes para, casualidades de la vida, dejar fuera del evento a su rival de la semana pasada. En frente, un equipo que quería seguir subiendo posiciones, para estar acorde con lo esperado a una plantilla del nivel que poseían los subcampeones de la competición.

Amath M’Baye tratando de anotar frente a la oposición de Altan Erol. Foto del Anadolu Efes.

El partido empezó con el conjunto visitante apretando más al rebote, con Nikos Rogkavopoulos siendo clave, pero sufriendo en la distribución del balón. Ante Zizic cambió la tendencia rápidamente para dominar bajo los aro y sumar los primeros 4 puntos del partido, antes de que Andrew Harrison sumase un par de tiros libres para tratar de contrarrestarlo. Rogkavopoulos, Amath M’Baye y Martin Peterka trataron de agitar el partido a base de triples, mientras la defensa verdinegra fue capaz de frenar gran cantidad de ataques locales, pese a que Zizic y Shane Larkin con un 0-4 de parcial terminaron forzando un tiempo muerto. M’Baye (quién terminó el cuarto con 12 puntos), Zizic y Rodrigue Beaubois pusieron por delante al equipo dirigido por Ergin Ataman gracias a un juego combinativo, contudente y eficaz, ya fuera cerca de la canasta o a base de triples. Rogkavopoulos y una buena defensa final dejaron el marcador en 25-17 al final del primer cuarto.

Tras la reanudación, más allá de algunos destellos de Rogkavopoulos mediantes asistencias o anotación, el dominio parecía ser cosa de Larkin. El base turquizado fue clave robando balones (incluso a costa de su propia integridad física), reboteando en ambos lados de la pista, asistiendo y, sobre todo, anotando con la habitual facilidad. Ayberk Olmaz, Furkan Haltali, von Heidegger y Bryant Dunston completaron el elenco anotador en un tramo donde ambos equipos tuvieron su tramo de dominio, aunque pese al intento de Jonathan Hamilton, ‘Inshane’ terminó dejando un marcador de 44-36 al descanso con un triple lejano.

Tras la reanudación fueron Ante Zizic, Nikos Rogkavopoulos, Rodrigue Beaubois y Shane Larkin los que volvieron a sumar junto con Elijah Bryant. El alero griego fue quién más apretó por parte del Merkezefendi para reducir la diferencia en los primeros compases en ambos lados de la pista, pese a que Max von Heidegger, Jonathan Hamilton y Andrew Harrison aparecieron en escena cuando el trío formado por Beaubois, Zizic y Amath M’Baye trato de contener el envite. El control en la ‘House of Blue’ era de los suyos, con Beaubois a los mandos (aunque fueran vestidos de blanco) y pese a las pequeñas reacciones, lideradas por Heidegger, especialmente hacía el final del periodo, para intentar apurar sus opciones coperas. Al terminar el tercer cuarto, la intensidad final del equipo entrenado por Zafer Aktas dejó un marcador de 74-63.

El último cuarto tuvo muchos errores en el apartado anotador, ya que la primera canasta de dicho tramo no llegó hasta que transcurrió un minuto y medio de juego, mediante un triple de Egehan Arna. Larkin, Furkan Haltali, Bugrahan Tuncer y Martin Peterka mantuvieron un ritmo anotador elevado, que en consecuencia, terminó derivando en una ventaja favorable para el equipo istanbulita, siendo de 87-70 a menos de cinco minutos para terminar el encuentro.

Finalmente, Efes venció por a un abultado y poco representativo 96-77 a un Merkezefendi que compitió bien durante la mayor parte del encuentro aunque no pudo hacer frente al buen trabajo de la segunda unidad de un conjunto que inicia una semana clave para sus compromisos europeos mientras en Denizli se quedan con la miel en los labios por haber perdido la posibilidad de jugar la Copa.