Tras recuperar la senda de la victoria en competición europea frente al Bayern de Munich, el equipo que fue líder de la competición a inicios de temporada buscaba sumar una importante victoria para seguir en posiciones de ventaja de campo en el Top 8. En frente, el equipo del principado visitaba el recinto situado al Oeste de Atasheir buscando sumar una victoria que afianzase sus opciones de terminar lo más arriba posible para buscar su primera Final 4.

Nick Calathes tratando de superar a Mike James, Donatas Motiejunas y John Brown III. Foto del Fenerbahçe.

El encuentro tuvo como primer hecho significativo una canasta en diferido de Nigel-Hayes Davis, quién abrió el camino para que Jonathan Motley, pero sobre todo, Devin Booker hicieran estragos en la defensa monegasca, que tuvo en una falta en ataque recibida sobre Donatas Motiejunas, su punto más álgido. El interior lituano y Jaron Blossomgame trataron de rascar bajo el aro lo que no lograron más tarde a la hora de rotar el balón, el cuál dio lugar a gran cantidad de pérdidas o posesiones sin lanzar por parte del propio equipo visitante, o de robos y deflections orquestadas por un Nick Calathes que también se sumó al ataque junto con un matazo de Hayes-Davis o un triplazo de Scottie Wilbekin para forzar el primer tiempo del partido a cargo de Dejan Radonjic. El duelo se mantuvo igualado tras la pequeña pausa en ambos lados pagando, literalmente, ‘con la misma moneda’ en casi cada posesión consecutiva (tapón en primer línea defensiva, tiro de media distancia, errores sin presión…) aunque la ventaja se redujo cuando se produjo un parcial de 0-5 que acercó la diferencia solamente a un punto, y que terminó derivando en un marcador igualado a 20 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto empezó con ‘la Roca Team’ subiendo la intensidad defensiva, hecho que aprovechó Marko Guduric para sumar un 2+1 tras protestar y un robo en su contra en la posesión anterior. Una falta señalizada como antideportiva de Ellie Okobo sobre Kostas Antetokounmpo terminó por devolver la ventaja para el equipo dirigido por Dimitris Itoudis, con el pívot griego y Carsen Edwards lograron sumar cuatro puntos seguidos… Que Yakuba Ouattara desvirtuó en un par de grandes acciones individuales lejos del aro, pese a que un triple sirvió para que Mike James lograse sumar el hito de dar más 1000 asistencias en la competición europea, siendo él mismo quién terminó de desatar una situación de crisis local sumando un rebote ofensivo, la tercera falta personal de Antetokounmpo, una técnica para Edwards y todo después de sumar el mencionado hito. Blossomgame y Antetokounmpo devolvieron la emoción en ambos lados de la pista tras el espectáculo de ‘Mr.Natural’, pero el buen papel del propio ’55’, de nuevo Ouattara, John Brown III o Donta Hall dejaron en nada cualquier atisbo de igualdad en el partido en menos de un parpadeo. Wilbekin y buen trabajo del equipo en la rotación terminaron dejando un parcial de 9-4 (con tiempo muerto del equipo del peñon entre medias), donde una bandeja contra tablero del base turquizado dejó un marcador de 39-47 al descanso.

Tras la reanudación, Ellie Okobo y Jonathan Motley se pusieron bajo los focos en lso primeros compases mientras Mike James seguía ejecutando en la sombra. Scottie Wilbekin y Donatas Motiejunas también encontraron sus momentos de atención, especialmente para el jugador local, quién pareció reactivar las esperanzas junto a su compañero en la pintura con un parcial de 13-6 hasta que James parecía ponerse la capa de superhéroe para que el liderazgo no cambiase de manos pero Wilbekin y Motley terminaron recuperando es victoria momentánea en el marcador ante la desesperación del base americano por no recibir las faltas personales que creía recibir. Yakuba Ouattara, Nigel Hayes-Davis y Donta Hall reaparecieron para que, al final del tercer cuarto y con canasta de Wilbekin, de nuevo cerca del bocinazo final, el marcador fuera un empate a 60 tras terminar el tercer cuarto. El último cuarto empezó con Dimitris Itoudis recibiendo una técnica de inicio al tratar de pedir tiempo muerto al final del periodo anterior..Ouattara se puso manos a la obra para poder aprovechar esta situación para poner 6 puntos seguidos (y ponerse con 17 en su casillero personal, 19 al final), que Motley pudo responder con un 2+1 para evitar males mayores y otra de las mismas características que sumó Marko Guduric para volver a igualar el marcador. La igualdad en el parqué se mantuvo en todo momento, pero el marcador seguían siendo favorable para el equipo auriazul, que apretó en ambos lados de la pista para sumar una canasta más y forzar otro error rival, aunque James dejó un resultado de 75-70 cuando quedaban 5 minutos para cerrar el tiempo reglamentario.

Cuando parecía que se terminaba todo, pese faltas fuera de contexto y del duelo Nick Calathes-James, con Ouattara y Brown como artistas invitados para volver a lo de siempre al Oeste de Atasheir, Fenerbahçe y Mónaco empataron a 84 mostrando que, el conjunto del Fenerium sufría demasiado, un día más, para intentar ganar un partido que parecía cerrado y que se fue a la prórroga tras un mal agarre de balón por parte de Wilbekin que se fue por la banda en el último intento del periodo.

En la prórroga, Calathes, Guduric y Wilbekin se pusieron a los mandos del ataque del equipo del lado asiático de Istanbul, mientras Motiejunas y Diallo buscaban arañar el triunfo que parecía escapárseles, pero que todavía esperaban sumar. Un triple, además de un rectificado y tapón posteriores, de Nigel Hayes-Davis además de un tiro libre de Motley junto a varios de Guduric lograron, pese a James, hacer que un irregular Fener venciera por 98-94 al equipo monegasco que, lo dio todo hasta el final.