Tras su contundente victoria frente a Çankaya, las ‘leonas’ llegaban con sus mejores galas al pabellón de Akatlar para sumar frente unas águilas que habían remontando el vuelo con 5 victorias tras haber sumado esa cantidad de derrotas previamente. Alicientes no faltaban en una jornada de sábado donde, además del talento WNBA en pista, en el lado asiático apretaban la parte alta de la clasificación.

Monique Billings momentos antes de fallar una bandeja por la intimidación de Teaira McCovan. Foto del Besiktas.

Tras tener que repetir el salto inicial, Kamile Nacickaite se puso a los mandos del ataque auri-rojo, con dos triples tempranos que permitieron poner una ventaja visitante, ayudada por una Teaira McCowan irregular en los tiros libres, pese al esfuerzo del trío Dana Evans-Taya Reimer-Monique Billings, aunque un 2+1 del gran fichaje a mitad de temporada por parte del conjunto blanquinegro dio una ventaja temporal antes de que Pelin Bilgiç pusiera por delante, de nuevo, al equipo que juega como local en Atakoy. Con Azura Stevens y Reimer manteniendo el ritmo competitivo, el partido subió de decibelios, especilamente por parte de la grada local, con McCowan taponando y anotando para que ningún desajuste pudiera romper la buena dinámica del Gala. Stevens y Evans (con una bandeja At The Buzzer) terminaron dejando un marcador de 15-19 al final del primer cuarto.

Al inicio del segundo cuarto, Tugce Canitez e Irem Topuz empezaron sumando pese a que la dinámica general fue de balones peleados, divididos y, en consecuencia, provocando poco acierto en el tiro, que terminó beneficiando al equipo dirigido por Azziz Akkaya, con Billings a los mando y con Reimer, Evans o Elif Bayram como revulsivos para cambiar el ritmo del partido, pero una canasta At The Buzzer de Meltem Yildizhan terminó dejando un marcador de 31-32 al descanso.

Tras la reanudación Isil Alben, Azura Stevens y Teaira McCovan lideraron un buena reacción pese al esfuerzo puntual de Taya Reimer o Elif Bayram. A medida que pasaban los minutos, el dominio visitante se hacía cada vez mayor, con Kamile Nacickaite y Alben reduciendo el impacto de Dana Evans, quién se había vuelto a poner como líder del equipo, pero sus gestos y reacciones tras algunas decisiones arbitrales y fallos del equipo mostraban realmente cuál era la situación real. Tras salir para las últimas posesiones, Meltem Yildzhan sumó tiro libres para dejar un marcador de 43-59 al termino del tercer cuarto.

El último cuarto empezó con Taya Reimer y Monique Billings provocaron un tiempo muerto del equipo ‘colegial’, antes de que Ieva Pulvere, Stevens o Evans siguieran sumando para mantener la tensión de forma constante, con una subida de intensidad por parte de ambos conjuntos que se notaba incluso en los marcajes individuales. Yildizhan y McCovan seguían sumando pese a que, un día más, Evans superaba la veintena en su casillero particular. Un doble rebote ofensivo, con canasta posterior, además de un tiro de media distancia permitieron a Stevens hacer un parcial de 0-4 para dejar un marcador de 54-71 cuando quedaban poco menos de cinco minutos para terminar el encuentro.

Con Billings, Meltem Uzunoglu y Evans tratando de contrarrestar todas las canastas de Stevens, además de un triple final de Canitez, el Galatasaray venció por 65-81 al Besiktas en un partido que tuvo igualdad hasta que quisieron las actualmente terceras clasificadas de la competición regular, con la vista puesta en terminar de la mejor manera posible la temporada, buscaban luchar por todos los títulos en los que compiten.