Si en el lado asiático habían tenido su derbi entre conjuntos que comparten estadio, los equipos que comparten pista en Ataköy no iban a ser menos. Tras la derrota con el Bayern en Euroliga, el vigente subcampeón liguero buscaba seguir sumando en su pabellón habitual pese a no jugar como equipo de casa, tal como hicieron contra Denzili en la jornada previa. Por su parte, el pabellón municipal se vestía de gala y el equipo que jugaba como anfitrión del encuentro había recibido la noticia horas antes de que podría contar con el sancionado Dylan Ennis para disputar el encuentro, buscando no encadenar 3 derrotas seguidas.

Rodrigue Beaubois y Bryant Dunston frenando a Dylan Ennis. Foto del Efes.

El partido se inició con Shane Larkin y Amath M’Baye silenciando, temporalmente, a base de triples a los ‘Ultra Arslan’, mientras el recuperado Jahve Floyd, Angelo Caloiaro y Sadik Kabaca hacían que agitasen los puños cada vez más alto. Igualdad en el ‘infierno’ con baloncesto de muchos kilates. Tratando de golpear con cada movimiento para que la presión fuera favorable. Un viejo conocido del graderío supo gestionar la situación con Ante Zizic, poniéndose por delante poco antes del parón televisivo (10-12 tras algo más de cinco minutos transcurridos). Floyd y Tyrus McGee pusieron a volar las esperanzas ‘locales’ (nunca mejor dicho con el pívot culminando un mate tras alley-oop a pase del ex de Burgos), mientras Kabaca remató en un put-back tras falló en el tiro, como muestra del trabajo que no estaban haciendo los ‘visitantes’ en el encuentro. Pese al esfuerzo del duo francés, M’Baye y Rodrigue Beaubois, apariciones puntuales como las de Ristic permitieron al conjunto auri-rojo terminar con un marcador favorable de 19-17 al final del primer cuarto.

Al inicio del segundo cuarto, Will Clyburn y Dylan Ennis apretaron al inicio antes de que Angelo Caloiaro y Bryant Dunston hicieran acto de presencia, pero sin duda, era el ex de Zaragoza y Gran Canaria el que más cómodo parecía con la grada ‘soplando’ a favor, aunque para el Efes, el aire fresco fue un triple anotado por Ertem Gazi, contrarrestado tras un pausa externa, por un Muhayim Mustafa que quería sumarse a la fiesta. Ennis catapultó, de nuevo, a los locales pero Dunston y Gazi (jugando de forma brillante tanto en ataque, con un efectivo mate, como en defensa con una deflection con la espalda tras posicionarse bien después de un buen balance defensivo). Clyburn, Dunston y los malos pases a los interiores pusieron a los subcampeones por delante por momentos. Una nueva reacción de Floyd y, sobre todo, Ennis (con 15 puntos al final de la primer parte), evitaron que varias canastas de Beaubois o alguna defensa de Gazi cambiasen el marcador, que fue de 40-39 al descanso.

Tras la reanudación, Sadik Kabaca y Dylan Ennis pusieron la pólvora para el equipo que tenía las gradas a favor en esta ocasión, mientras las aportaciones puntuales de Amath M’Baye y Ante Zizic servían para no descolgarse. Los errores, especialmente una con varias pérdidas absurdas con malos pases, rebajaron la tensión y Rodrigue Beaubois lo aprovechó para igualar el marcador. Shane Larkin asistió a Bryant Dunston para el 46-48 y sumó más tarde otro mate (antes de recibir un codazo en la nariz) para incrementar la ventaja en un momento tosco, rudo, intenso, aguerrido y sin acierto. Tras un error con un triple al costado del aro, Gokserin Koksal anotó dos triples para reavivar la mecha, pero Egehan Arana y Beuabois provocaron un tiempo muerto de Andreas Pistiolis al ver que no era suficiente. Zizic en ataque y Dunston en defensa retuvieron varios golpes, pero un nuevo triple de Koksal dejó el partido en empate a 57 al final del tercer cuarto. 10 minutos de más espectáculo por delante.

El último cuarto empezó con Larkin asistiendo a Zizic para lograr recuperar una pequeña ventaja, Clyburn machacó un balón perdido en la zona y el propio base ‘turquizado’ completó un parcial de 6-0 anotando él mismo, provocando un nuevo tiempo muerto del ‘Gala’. Ennis (que terminó con 22 puntos) salió a escena una vez más para caldear el ambiente, siendo clave anotando y defendiendo, además de sumar tiros libres en un tramo donde Kabaca y Larkin empezaron la dinámica, manteniendo la ventaja existente, que ‘Inshane’ (que terminó con 19 puntos) amplió con un nuevo triple para dejar un marcador de 63-69 a cinco minutos para terminar el partido.

Con tensión hasta el final y muchos errores bajo los aros, Galatasaray pagó sus errores pese al esfuerzo final con una derrota por 70-80 frente a un Anadolu Efes más efectivo en el pabellón del Ayuntamiento Metropolitano de Istanbul, donde un día más la victoria fue para un equipo que sigue subiendo en la tabla clasificatoria para llegar al final de la temporada regular de la mejor manera posible.