El Barcelona Lassa somete al Olympiacos en un partido rudo e histórico

Olympiacos y el Barcelona Lassa se enfrentaban en el Palacio de la Paz y la Amistad en Neo Fáliro en la 21 jornada de Euroliga, con ambos equipos peleando por afianzarse en la parte alta de la clasificación, sabiendo que fallar en este encuentro suponía dar ventaja a un rival directo de cara al Top 8.

chris-singleton-fc-barcelona-lassa-eb18
Chris Singleton conduce el balón ante la defensa de Giorgos Printezis. Imagen de la galería de Euroleague.net

Empezaba el partido con el Barça anotando y dominando el partido, pero salvo en contadas ocasiones, ninguno de los dos equipos fue capaz de anotar de forma consistente y continuada. Gracias a los robos de balón y a un gran trabajo en defensa, el Barcelona llegaba al ecuador del cuarto con un 4-12 favorable en el marcador ratificado por un triple de un imperial Jaka Blazic (5 puntos), que provocó el tiempo muerto de David Blatt.

El final de cuarto transcurrió similar a los cinco minutos anteriores con la salvedad de que Olympiakos se mostró más agresivo en ambos lados de la pista, pero con poca efectividad, dejando al Barcelona jugar a su ritmo y mantenerse con el acierto desde la línea de tres además de hacer daño desde la línea de tres, que dejaron el marcador al final del primer cuarto en 6-27, con un rendimiento para enmarcar por parte del equipo dirigido por Svetislav Pesic.

 

El segundo cuarto, y con el incomensurable apoyo de la grada (principalmente del grupo Misfits), Olympiacos mostró por fin el impetú que se le presupone con los jugadores que poseé en plantilla y con un líder como Vassilis Spanoulis, que por mucho que pasen los años sigue conservando su magia, que sumado a su liderazgo, logró sacar lo mejor de sus compañeros en ambos lados de la pista y lograr dejar al Barcelona en 0 puntos en este tramo del partido. 18-27 era el marcador a falta de cinco minutos para el descanso.

Antes de la media parte, Kevin Pangos puso un poco de oxigeno en el marcador a pesar del delirio entre los aficionados del Palacio de la Paz y la Amistad tras un triple de Axel Toupane, manteniendo al Barcelona no tan superior como al principio del partido. El Barcelona parecía reaccionar con cada triple de Olympiakos y la intensidad en el rebote ofensivo de Víctor Claver o Chris Singleton junto a la pericia de Jaka Blazic, Ante Tomic o Axel Heurtel lograban mantener al equipo de la Ciudad Condal por delante al termino de los primeros veinte minutos con un marcador de 28-38.

 

 

El tercer cuarto empezó el Olympiacos manteniendo su línea ascendente en rendimiento, como si el descanso hubiera sido exactamente eso (una pequeña pausa para reponer fuerzas y mantener el ímpetu competitivo), para llevar el partido a un ritmo más lento y así tratar de sacar al Barça de su hábitat natural para recortar distancia en el marcador. Pero el 36-48 en el marcador al ecuador del cuarto mostraba como, a pesar de todo, los de Pesic seguían liderando el partido.

En el tramo final del periodo, la crispación de la afición local subía al ver que su equipo no lograba remontar el partido ante el gran nivel mostrado por parte del equipo visitante. Porque por mucho que Janis Strelnieks estuviese enchufado durante la segunda parte, ya fuera Pierre Oriola o Kevin Seraphin (entre otros) contrarrestaban lo que pudiese haber aportado. A falta de diez minutos para el final del cuarto, el marcador era de 43-55.

 

El último cuarto empezó con la misma ‘historia de fondo’ del cuarto anterior: Olympiakos ponía intensidad mientras el Barça gobernaba el encuentro a pesar de haberse metido ‘en el barro’ de jugar a pocos puntos. Pero a pesar de ello, y gracias a la buena rotación de balón, lograron rematar prácticamente el partido en este punto del partido. Prueba de ello fue que al ecuador del periodo con 46-65 en el marcador tras las ventajas de los azulgranas por los rebotes en ataque.

Finalmente, el Barcelona Lassa se llevó el partido por un claro 55-76 (mínimo de anotación histórico en casa para los griegos), en parte retocado por los puntos anotados en el tramo final del cuarto por parte de Olympiacos, que, a pesar de todo, nunca le perdieron la cara al partido (siendo prueba de ellos los tiempos muertos de David Blatt incluso en los dos últimos minutos de juego).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .