El primer partido europeo del bicampeón en tierras turcas desde que dio inicio el año (el del centenario de la República) suponía un punto de inflexión, pese a las bajas que presentaba, para poder abordar un nuevo título a sus vitrinas. En frente, un equipo con ganas de dar otra sorpresa en un jornada repleta de resultados sorprendentes, para intentar agitar un poco más la clasificación.

Amath M’Baye anota frente a Nando De Colo. Foto del Anadolu Efes.

El partido comenzó con Tibor Pleiss y Rodrigue Beaubois siendo piezas clave para los locales, mientras Nando De Colo empezaba dando juego y anotando (junto con David Lighty) para que los puntos de Achille Polonara, Elijah Bryant o Vasilije Micic no pusieran una diferencia insalvable nada más empezar el encuentro. Youstapha Fall, Anthony Polite, Antoine Diot y Parker Jackson-Cartwright se sumaron a la causa del equipo lionés para cambiar de líder temporal en el partido, con Beaubois como único soporte del conjunto turco en dicho tramo. Will Clyburn y Lighty se las apañaron para cerrar el primer cuarto con un marcador de 17-19.

Micic dio incio al segundo cuarto. El base serbio comandó un nuevo giro de guión implicando a jugadores como Ante Zizic o Amath M’Baye, que había estado muy aplicados en defensa anteriormente, mientras Amine Noua tocaba cada balón en ataque por parte del equipo dirigido por TJ Parker mientras trataba de parar al exterior balcánico cuando intentaba dirigirse al aro. Fall y Jackson-Cartwrigth aparecieron en ataque. Pese al descontrol, Micic seguía tratando de sumar para los suyos y De Colo apareció en escena para lo propio, tratando de meter a Yves Pons en el ritmo de juego para intentar apretar a los jugadores interiores del conjunto turco. Terminó resultado y Ergin Ataman pidió tiempo muerto (el primero de los tres señalados que no había pedido la televisión). Una canasta de Bryant precedió a una serie de decisiones arbitrales que no gustaron al público del Sinan Erdem, quedando un contexto con pitos y abucheos donde Clyburn y De Colo terminaron dejando un marcador de 29-36 al descanso.

Tras la reanudación, Rodrigue Beaubois y Vasilije Micic, pese al buen trabajo de David Lighty o Retin Obashohan (en ambos lados de la pista) junto a Yves Pons en defensa, intentaron apretar el partido de nuevo. Amath M’Baye y Elijah Bryant también salieron a escena para tratar de recortar distancias, aunque Nando De Colo ajustó a su equipo para evitar cualquier atisbo de cambio en el marcador. Tras el cambio del jugador de Cholet, M’Baye y Light trataron de sumar para sus respectivos equipos, mientras Micic terminó por recuperar sensaciones para provocar un tiempo muerto del conjunto francés. Parker Jackson-Cartwright y Youstapha Fall trataron de mantener la buena renta que tenía el conjunto del sur de Francia, pese a que Will Clyburn o Elijah Bryant lograron evitar que la diferencia desvariase, para dejar un marcador de 52-58 al final del tercer cuarto.

El último cuarto empezó con el conjunto local marcando el ritmo y recibiendo mejores señalizaciones arbitrales, con Amine Noua y Fall volviendo a intentar retener su ventaja. Lucha de poderes en igualdad para buscar sumar el triunfo en Ataköy. Rodrigue Beaubois o Clyburn, pese al buen papel de Noua, trataban de que la victoria se quedara en la ‘House of Blue’. Un 2+1 de Bryant Dunston puso el 62-66 a cinco minutos del descanso.

Un triple Micic parecía cambiarlo y lo hizo. Pese al físico de Pons, los errores en el pase o en el tiro y los puntos variados de Clyburn, junto con otro acierto desde la larga del estelar jugador balcánico (con golpes incluidos al intentar defender su aro), que terminó de dinamitar el partido y de culminar la remontada para que el marcador fuera de 78-72 a favor de un Anadolu Efes que terminó encontrándose cómodo solamente al final del encuentro, frente a un ASVEL que peleó por todos los medios sumar una triunfo de valor en un 2023 de alto valor histórico para Turquía.